Con rechazo a la discriminación, finaliza el FIC Maya 2017

El sacerdote Can May ofreció un expresivo discurso sobre el cuidado de las culturas milenarias
Ceremonia de Clausura en la Pirámide del Adivino, Uxmal. FOTO: Rodrigo Mendoza
27/10/2017
17:19
Mérida
Rodrigo Mendoza
-A +A

Al pie de la majestuosa Pirámide del Adivino, en la antigua ciudad de Uxmal, al tiempo que el sol se ocultaba detrás del imponente edificio, se clausuró el Congreso Mundial del Festival Internacional de Cultura Maya 2017, con la lectura de un manifiesto que concentró las conclusiones y medidas a considerar después de tres intensos días de discusión, crítica y reflexión.

Este año, el Congreso Mundial reunió a expertos de casi 20 países y fomentó el diálogo sobre la cosmogonía y la mitología de las culturas milenarias en la preservación del planeta, a través de ponencias, talleres y mesas redondas.

La ceremonia de clausura, hospedada por la milenaria ciudad cuyo nombre significa “la tres veces edificada”, inició con un ritual realizado por el sacerdote maya Tiburcio Can May, quien dirigió un emotivo discurso en lengua maya, en el que expresó un rotundo rechazo ante la discriminación a los pueblos originarios y hacia la devastación del planeta y los recursos naturales, que lo dejaron unos instantes sin palabras.
 

Artículo

Abre Conferencia Mundial del Festival de Cultura Maya

En el evento participarán expertos de 15 países con temas como medio natural, religión, desarrollo sustentable y filosofía
Abre Conferencia Mundial del Festival de Cultura MayaAbre Conferencia Mundial del Festival de Cultura Maya

"No a la humillación de los pueblos indígenas. No al abandono y al olvido de lo nuestro. No a la muerte y sí a la vida. Sí a nuestro amor a la tierra", declaró Can May.

Jorge Esma Bazán, presidente ejecutivo del FICMAYA, aseguró que el quiebre en la voz de Can May al momento de dar su discurso había sido el momento culminante de toda la Conferencia Mundial: "Que un indígena sufra por el daño que le hemos hecho a esta tierra, también nos deja sin palabras", sentenció momentos antes de dar por concluido el evento.

Entre los aspectos más importantes que se declararon en el manifiesto leído por algunos de los participantes de la Conferencia Mundial, como Mercedes de la Garza, Saleem Zougbi y Eduardo Batllori, destacan el fortalecimiento de las relaciones entre el hombre y la naturaleza, la fomentación de una cultura ambiental y de la conservación del saber, el fortalecimiento de la comunicación de los pueblos originarios de todo el mundo y el respeto de los derechos humanos.

Además, Esma Bazán se comprometió a conservar la memoria del diálogo y el aprendizaje que se compartió durante todo el evento.

sc

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS