Listo, escenario para show de Manzanero en Chichén Itzá

Pese a las protestas de arqueólogos e investigadores, el cantante dará un concierto esta noche ante 5 mil personas
Ayer al mediodía, bajo la supervisión de personal del INAH y del Patronato Cultur, fueron instalados los equipos de iluminación y escenario, a unos 20 metros del monumento principal de Chichén Itzá. (CUAUHTÉMOC MORENO CABRERA. EL UNIVERSAL)
03/02/2018
00:23
Yazmín Rodríguez / Corresponsal
Chichén Itza.
-A +A

[email protected]

A pesar de la inconformidad que ha causado entre arqueólogos e investigadores del INAH, todo parece estar listo para el concierto de Armando Manzanero en Chichén Itzá.

El escenario para el evento que espera reunir a 5 mil 200 personas comenzó a instalarse desde hace unos días y, según el delegado del instituto en Yucatán, Eduardo López Calzada, todo se hizo “a pie juntillas”, siguiendo los protocolos. Agregó que fueron “rigurosos con las medidas de seguridad para cuidar el patrimonio arqueológico” del lugar.

López Calzada informó a EL UNIVERSAL que se colocaron colchonetas especiales en el piso donde será el concierto, así como en la zona del sonido para garantizar que los decibeles y la vibración no afecten a estos monumentos arqueológicos de la zona maya.

El funcionario dijo que él mismo y varios arqueólogos supervisaron la instalación de la iluminación, sonido y el escenario.

Ayer al mediodía, bajo la supervisión de personal del INAH y del Patronato Cultur, responsables de la zona maya, se instalaban los equipos de iluminación y escenario en donde hoy tendrá lugar el espectáculo, el cual estará colocado a unos 20 metros del castillo principal de Chichén Itzá.

De acuerdo con datos de los organizadores, se vendieron aproximadamente 5 mil 200 boletos en áreas VIP y especiales para este evento que también contará con la presencia de los cantantes Eros Ramazoti, Natalia Lafourcade, Alex Lora y Arantza, entre otros.

El director de la zona arqueológica, Marco Antonio Santos Ramírez, también aseguró que el INAH está vigilando que la compañía organizadora del evento cumpla al pie de la letra el protocolo de protección de los edificios prehispánicos, tal como condicionó el mismo Instituto para la seguridad y resguardo de los edificios.

El INAH autorizó el concierto en noviembre pasado y para ello exigió una serie de disposiciones que los organizadores debían acatar, como una capacidad de aforo para 5 mil 200 personas, restricciones para perforar, fijar o colocar cualquier objeto o estructura sobre los monumentos arqueológicos, así como la cobertura de una póliza de seguro por unos 760 millones de pesos.

Ayer por la noche el cantautor realizaría un ensayo general en el escenario para evaluar detalles del sonido e iluminación que se instaló bajo supervisión del INAH.

Dáfne López Martínez, del Patronato Cultur del gobierno del Estado que administra el parador turístico de Chichén Itzá, dijo que lo importante es que se preservarán los monumentos y que se están cumpliendo las disposiciones emitidas.

Añadió que el área del escenario principal se acordonó e insistió en que no se perjudicarán en ningún sentido a los edificios mayas.

Mientras tanto, en la Ciudad de México y en Yucatán, arqueólogos e investigadores inconformes con el evento alistan protestas en la zona arqueológica y en el Museo Nacional de Antropología.

Además, en las oficinas de las delegaciones del instituto en algunos estados comenzaron a colocar lonas en protesta por este concierto que, dicen, va en contra de la Ley Federal de Monumentos y Zonas Arqueológicas. Pancartas fueron colocadas en sitios arqueológicos como Teotihuacán, así como en edificios del Centro INAH en Yucatán, Veracruz, Morelos, Baja California, Jalisco, Chihuahua, entre otros.

Hoy, al mediodía, los trabajadores e investigadores sindicalizados se reunirán en una jornada cultural y de protesta en el Museo Nacional de Antropología en la ciudad de México. Con información de Abida Ventura.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios