Elisa Carrillo, directora de Fundación Sir Anton Dolin

“Es una noticia importante para el mundo del ballet", expresó la bailarina mexicana
FOTO: Yadín Xolalpa/Archivo EL UNIVERSAL.
13/12/2017
09:34
Notimex
-A +A

Con la firme convicción de preservar el patrimonio creativo del bailarín y coreógrafo británico Sir Anton Dolin (1904-1983), se creó en Berlín, Alemania, una fundación con su nombre, la cual tendrá como directora artística a la bailarina mexicana Elisa Carrillo.

En entrevista telefónica desde Berlín, la prima ballerina de la Ópera de Berlín explicó que la Fundación Sir Anton Dolin inició actividades hace unos días teniendo a Jelko Yuresha como presidente; Michael Scheinin como director ejecutivo, y a los bailarines Mikhail Kaniskin y a ella como directores artísticos.

“Es una noticia importante para el mundo del ballet porque se trata de una fundación que velará por el legado de Sir Anton Dolin, un excelente bailarín y coreógrafo de Inglaterra que dejó sus coreografías como principal legado y ahora nuestra tarea será preservar su herencia artística”, manifestó Carrillo.

Destacó que para ella es un gran honor formar parte de este proyecto, “que me hayan invitado a ser directora artística de la fundación son de esas cosas que pasan en la vida, pues hace tiempo que conozco a Jelko Yuresha, originario de Croacia, gran amigo de Dolin y quien tiene los derechos de sus obras, él fue quien me invitó a formar parte de este proyecto”.

Detalló que ella y Mikhail Kaniskin fungirán como directores artísticos pero también participa un equipo de grandes coreógrafos y bailarines, como el ex director artístico del Ballet de Australia, Maina Gielgud AO, como asesora artística; Fred Binder, como asesor legal; y Galina Scheinin, como asociada administrativa.

Elisa Carrillo sostuvo que las coreografías de Dolin se ubican entre las más importantes del estilo romántico clásico en todo el mundo, y por ello es importante que se preserven tal como él las creó. “Muchas veces las adaptaciones que se realizan de una obra no respetan el estilo, por ello uno de los principales objetivos de la fundación es proteger la obra original”.

En este sentido, indicó que entre los planes de la Fundación es promover la obra de Dolin, entre la que destacan coreografías como “Pas de Quatre”, “Giselle” y “Variations for Four”, que ahora son parte de la fundación y “cualquier persona que quiera tener los derechos para montar estas coreografías ahora tendrán que recurrir a ella”.

Otro de los retos de la Fundación, abonó Elisa Carrillo, es la publicación de materiales relacionados con la vida y el trabajo de Sir Anton Dolin, así como promover el montaje de coreografías creadas por el británico para hacerlas más accesibles al público. “También tenemos planes para realizar homenajes a la vida y legado de Dolin, exposiciones fotográficas y de sus libros. El primer paso ha sido la creación de la fundación y ahora la tarea es continuar la difusión de toda la obra”.

Anton Dolin estudió Danza en Londres en la Astafieva's school. En 1921 se unió al Ballets Ruso de Sergei Diaghilev, el cual fue bailarín principal; también fue bailarín principal del Vic-Wells Ballet, donde conoció a Alicia Markova, con quien después funcó el Markova-Dolin Ballet.

Hasta 1946 fue bailarín y coreógrafo del London Festival Ballet, además de ser autor de numerosos textos de divulgación de la Danza, entre ellos, su autobiografía "Ballet Go Round" y "Alicia Markova: Her Life and Art". En 1981 fue investido Caballero del Imperio Británico por su indudable contribución a la danza y en particular a la británica. 

sc

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS