Tinoco y su invitación a participar en los "Tríos"

La editora convocó a escritores a crear un cuento para una antología. La idea de todas las historias era tener tres elementos
Paola Tinoco, a cargo de la edición y prólogo de Tríos, asegura que siempre se vive en triángulos (ARIEL OJEDA. EL UNIVERSAL)
27/01/2018
00:22
Yanet Aguilar Sosa
-A +A

Yanet.aguilareluniversal.com.mx

En todos los casos, la idea del trío amoroso fue en lo primero que pensaron los escritores invitados a contar un cuento; para varios, esa imagen persistió en la historia, para otros derivó en otro tipo de relaciones triangulares, pero lo que subsistió en todos fueron los relatos cortos en los que hay tres elementos como protagonistas y disparadores.

Así lo hicieron los españoles Sara Mesa, Luisgé Martin, Andrés Barba y Marta Sanz; los mexicanos Juan Villoro, Alberto Chimal, Mariana H, Yuri Herrera y Antonio Parra; el venezolano Alberto Barrera Tyszka y la chilena Isabel Mellado, quienes fueron reunidos en la antología de cuentos Tríos (Anagrama), que tiene edición y prólogo de Paola Tinoco.

“Les planté hablar sobre un trío, que la historia tuviera tres elementos, esa era la idea, y una vez que quedó claro eso, cada quien decidió cuáles iban a ser esos tres elementos, pero como nunca dije tres elementos cuando los invité a cada uno de ellos, dije tríos, inmediatamente la reacción de todos fue una mirada perversa”, asegura Tinoco.

La editora y escritora que asegura que vivimos todo el tiempo con triángulos y que por ello la idea inicial es “no hay dos sin tres”, logró conjugar relatos de 11 escritores para dar un panorama amplio y muy diverso que va de la mujer que deja a su pareja y en su nuevo hogar se enfrenta al fantasma de la antigua inquilina; a tres hermanos encargados de una funeraria que vigilan con celo una misteriosa puerta; o una crisis de pareja que acaba resolviéndose gracias a un falso Santa Claus.

No falta tampoco la historia de tres enamorados con un final trágico; dos amigos que en un bar hablan de la vida con la lógica de los boleros mientras una vegetariana pacifista se convierte en la manzana de la discordia, o un joven matrimonio en apuros económicos que resuelve sus problemas sumando a su relación a un socio poco ortodoxo.

“Escogí a los escritores que más he leído y me gustan y tienen buenos cuentos y también algunos que no he leído tanto, pero que me gusta la forma en la que narran. La apuesta era que cada una de estas voces mantuviera su sello, su estilo y que aquí lograran una diversidad, eso hace que los tríos sean uno contra el otro, creo que están muy bien armados; quería un trío que hubiera dibujado Tim Burton, y me lo dio Alberto Chimal, pero como él, todos dieron algo muy bueno”, señala.

Tinoco quiso que estuvieran todas las obsesiones de los escritores, sus voces y estilos, y tras reunirlas se dio cuenta que así como está la nostalgia o el dolor, está definitivamente el sexo “y se filtra por ahí en las historias aunque no sea lo central, creo que el sexo lo tenemos ahí en la cabeza, claro, y también el amor”.

Su propuesta de armado fue como cuando de adolescente grababa casetes. Ponía las canciones que le gustaban y pensaba en el ritmo, empezaba con las suaves, luego iba subiendo de ritmo hasta que ponía lo más intenso; así estructuró el libro.

“Hay historias que empiezan menos trepidantes, que van introduciendo al lector en el tema y el lector no se da cuenta que hay un trío hasta que termina de leer la historia, pero luego vienen algunas más trepidantes, una más oscuras y otras más eróticas hasta llegar a los boleros de Juan Villoro, que cierra el libro”.

La editora ya planea una nueva antología que ahora será de ciencia ficción e incluirá relatos de Bernardo Fernández BEF, René López Villamar y de Irvine Welsh, de los confirmados hasta ahora.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS