Fernando Del Paso recuerda a su amigo Rulfo en la FIL

El homenaje inició con la lectura de un fragmento de la edición en náhuatl de Pedro Páramo, traducido por Victoriano de la Cruz
Fernando del Paso tuvo una breve participación en la conferencia “De todos modos Juan te llamas”, ayer en la FIL. (ALEJANDRA LEYVA. EL UNIVERSAL)
02/12/2017
00:21
Alida Piñón
Guadalajara.
-A +A

[email protected]

Un fragmento del programa que el escritor Fernando del Paso transmitió desde Radio Francia Internacional tras la muerte de Juan Rulfo, en enero de 1986, se escuchó la noche de ayer en la FIL Guadalajara en la conferencia “De todos modos Juan te llamas”, en la que participaron además de Del Paso, Élmer Mendoza y Rosa Beltrán, con la moderación de Gonzalo Celorio.

El homenaje de Del Paso para su amigo inició con la lectura de un fragmento de la edición en náhuatl de Pedro Páramo, traducida por Victoriano de la Cruz, y continuó con una evocación de sus años por el Centro Mexicano de Escritores. “Juan era una enciclopedia andante”, recordó el autor de José Trigo.

Celorio opinó que podemos conocer más la historia del campo mexicano a través de la literatura de Rulfo que con todos los discursos académicos que se han hecho. “Rulfo fue el primer escritor moderno que habló del mundo rural mexicano”.

Agregó que Rulfo dio la espalda a las convenciones del realismo decimonónico para reflejar la realidad de una manera amplia y profunda.

Con claroscuros, el periodismo cultural. Ayer, durante la edición XVII del Foro del Periodismo Cultural en el marco de la FIL de Guadalajara, el escritor Ignacio Solares aseguró que el periodismo cultural a lo largo de la historia ha convocado a artistas, intelectuales y periodistas del país, que no se puede ejercer esta rama del periodismo si no se cuenta con el aprecio por la calidad y que actualmente el periodismo cultural está llena de claroscuros porque la oferta informativa es más amplia pero su alcance resulta insuficiente.

El periodista compartió un repaso por los diversos periódicos, revistas y suplementos culturales de México, como la Revista de la Universidad, en donde dijo que décadas atrás se convirtiera en territorio libre frente a un México en el que existía la censura y la represión.

“Vista en perspectiva, la situación del periodismo cultural en la actualidad está llena de claroscuros, es cierto que la oferta informativa cultural es mucho más amplia, acorde con el crecimiento de la población mexicana y la pluralidad de su conformación, pero a pesar de la riqueza su alcance resulta a todas luces insuficiente”, dijo el escritor en el foro organizado por la Cátedra Hugo Gutiérrez Vega.

El colaborador de EL UNIVERSAL citó una encuesta de prácticas y consumo cultural que publicó la desaparecida Conaculta, hoy Secretaría de Cultura, en la que se advierte que 60% de los mexicanos no lee nunca un periódico; la sección de noticias nacionales y la de deportes son las más leídas, mientras que las revistas más leídas son las de espectáculos.

“Hoy casi todos los periódicos cuentan con una sección cultural y hace unos años EL UNIVERSAL decidió editar su propio suplemento cultural, Confabulario, el cual de alguna forma trata de mantener viva la herencia y las enseñanzas de Fernando Benítez, de Octavio Paz, de José Emilio Pacheco y de Carlos Monsiváis. Tuvo la dirección de Héctor de Mauleón y ahora de Julio Aguilar”, citó Solares.

El escritor sostuvo que tras una importante historia del periodismo cultural en México, hoy la pregunta es: ¿cuáles son los retos que nos depara el futuro?

“Ante la marejada de información que nos inunda diariamente, a todas horas, a través de los medios electrónicos, la labor de las publicaciones culturales se hace más apremiante. Ya no se trata de abrir la conciencia de la sociedad mexicana a las manifestaciones de arte universal como lo hizo José Vasconcelos, ni tampoco se trata de poner en el mapa universal el talento y la obra de los artistas mexicanos como lo hizo Fernando Benítez y sus continuadores. Ahora se trata, más que nunca, de servir como verdadero filtro y puente entre los artistas y el público al ofrecerles elementos de juicio para que sea este último el que pueda discernir y apreciar con mayor amplitud el alcance y la trascendencia de las propuestas estéticas”, finalizó.

Por su parte, el periodista Héctor Perea recordó la figura del periodista Hugo Gutiérrez Vega, a quien definió como uno de los más importantes formadores de periodistas culturales y cuyo trabajo fue fundamental en el devenir de la cultura en México.

En su intervención, Perea lamentó que desde hace muchos años se ha visto al periodismo cultural como una de las secciones que son más sencillas de suprimir en un periódico cuando el medio se encuentra enfrentando una crisis. Sin embargo resaltó la permanencia de distintas publicaciones y suplementos literarios que han podido sobrevivir al tiempo.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS