Cenizas de Claribel Alegría llegan a El Salvador

Los restos de la premio Reina Sofía 2017 serán colocados el 12 de mayo en un nicho en el teatro principal del país
Cenizas de Claribel Alegría llegan a El Salvador
Retrato de la poeta Claribel Alegria cuando era joven. Foto: AP /Alfredo Zuniga
09/02/2018
11:48
EFE
-A +A

El Gobierno de El Salvador recibió hoy parte de las cenizas de la poeta y premio Reina Sofía 2017, Claribel Alegría, que serán colocadas el 12 de mayo próximo en un nicho en el principal teatro del país centroamericano.

"Es un honor recibirla en esta casa" porque "sus cenizas son testigo del vuelo eterno de su alma, de la claridad alegre de su belleza", dijo la secretaria de Cultura de El Salvador, Silvia Elena Regalado, al recibir de Patricia Flakoll, hija de Alegría, una vasija con las cenizas.

Regalado detalló que las cenizas, que llegan mezcladas con parte de los restos de su esposo Darwin "Bud" Flakoll, descansarán en un nicho en el Teatro Nacional en la capital salvadoreña en un espacio "para recibir a los poetas y la poesía que en su honor se realice y se declame".

La hija de Alegría, también ganadora del premio Casa de las Américas en el ramo de poesía en 1978, apuntó que con el acto "se ha cumplido su deseo" de descansar "en su patria y su matria", Nicaragua y El Salvador.

"No volveremos a ver su bello rostro, sus risas y carcajadas", pero "quedarán grabadas en nuestra memoria para siempre y nos servirán como una lección de vida", señaló Flakoll en el Teatro Nacional de Antropología "David J. Guzmán" ante unas 50 personas.

La presidenta de la Fundación Claribel Alegría en El Salvador, Susana Reyes, sostuvo que, "más allá de los homenajes" es momento de definir qué faceta de la escritora, con nacionalidad salvadoreña y nicaragüense, se quiere recordar.

"Claribel Alegría fue y es la salvadoreña más universal, y no borró con esto su huella en la literatura nicaragüense, solamente destaco que para El Salvador es la mujer más importante, a la fecha, entre sus escritoras", afirmó Reyes.

Apuntó que la poeta "instauró un lenguaje único dentro de la corriente de lo coloquial y lo dialógico" con "su verso depurado y musicalidad exquisita", que es capaz de dar "una poesía fina, un poema que se ata y se desata en cada uno de sus versos".

"Ella fue la salvadoreña que colocó el testimonio dentro del gran género de la narrativa literaria y de realidad. Ella ha inaugurado una estirpe que a poetas y narradores debería de importarles continuar, velar y defender", reflexionó Reyes, también poeta y editora.

nrv

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios