La "Pejesecretaria" de Cultura no da paso sin huarache

Crimen y Castigo
Alejandra Frausto.
Foto: Alejandra Leyva / EL UNIVERSAL.
09/03/2018
00:24
Periodistas Cultura
-A +A

La Pejesecretaria de Cultura no da paso sin huarache

Alejandra Frausto ha sido fiel a su “mentor político”, Andrés Manuel López Obrador, desde hace muchos años. Trabajó con el candidato de Morena a la Presidencia cuando fue jefe de Gobierno del Distrito Federal, incluso, en 2006, en pleno plantón en Reforma doña Alejandra fue la encargada de programar conciertos y espectáculos. En diciembre pasado se anunció que la especialista en la promoción de la cultura popular se sumó al equipo del tabasqueño y que, de ganar éste la Presidencia, ella ocuparía el cargo de secretaria de Cultura. Pero resulta que toda fidelidad tiene sus límites y es que nos cuentan que no dejó la Dirección Ejecutiva del Seminario de Cultura Mexicana, sólo pidió licencia. ¿Será que no está segura de que gane López Obrador?, ¿o es tan precavida que mejor garantiza quedarse con al menos una de las dos tortas?

 

¿A cuánto el kilo de ideología de Frida Kahlo?

Como hace más de una década, cuando las instituciones culturales guardaron silencio ante la salida al mercado de una primera muñeca con la imagen de la artista mexicana Frida Kahlo, ahora ni el Instituto Nacional de Bellas Artes ni el Banco de México —que es fiduciario en el Fideicomiso de los Museos Diego Rivera- Anahuacalli y Frida Kahlo— se han pronunciado por la inminente salida al mercado de una Barbie con la imagen de la creadora. Sorprende ese silencio porque se trata de las instituciones que poseen los derechos de la obra de la artista y que, aunque no son dueños de la marca, por lo menos deberían cuidar hacia dónde y cómo se comercializa con Kahlo. Parece que les están comiendo el mandado los de Frida Kahlo Corporation que, nos cuentan, no sólo se presentan como dueños de la marca, sino de “todos” los derechos relacionados con Frida Kahlo, incluyendo el nombre, el concepto, la ideología y sus signos distintivos. Y ahí nos surge una pregunta: ¿a cómo se pagará el kilo de ideología de Frida Kahlo?

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS