La obra de Antonin Artaud y su relación con México, en el Tamayo

Autorretrato de Antonin Artaud, de 1947 (ESPECIAL)
21/02/2018
00:25
Sonia Sierra
-A +A

[email protected]

“Yo he venido a México a buscar una nueva idea del Hombre. El Hombre frente a las invenciones, las ciencias y los descubrimientos, pero tal como sólo México puede dárnoslo aún, es decir, con esta armadura exterior a la descubierta, pero llevando en el interior de sí mismo las antiguas relaciones anímicas del hombre y la naturaleza que establecieron los toltecas, los antiguos mayas y todas las razas, en suma, que de siglo en siglo han hecho la grandeza del suelo mexicano”.

Lo anterior lo escribió el 5 de julio de 1936 en las páginas de El Nacional el poeta y dramaturgo francés y Antonin Artaud. Este y otros periódicos, junto fotografías, dibujos, instalaciones, películas, documentos, pinturas y esculturas integran la exposición Artaud 1936 ,que expone el Museo Tamayo.

Son referencias a su tiempo, al México prehispánico y derivaciones que con los años han hecho otros artistas acerca de la obra de Artaud y su relación con México.

En aquel texto, el escritor francés exaltaba que de la mezcla de razas debería salir “el alma mexicana”. Y cuestionaba al vecino del norte y a Europa: “Los Estados Unidos no han hecho otra cosa que multiplicar hasta el infinito la decadencia y los vicios de Europa”.

Artaud 1936 es una exposición que resulta de una investigación del viaje de Antonin Artaud a México en ese año, y en específico a la Sierra Tarahumara, que lo marcó, marcó su obra y derivó en muchas interpretaciones al respecto.

La muestra incluye archivos y objetos prehispánicos, así como obras del propio Antonin Artaud, y de Bruno Botella, Raymonde Carasco, Rometti Costales, Abraham Cruzvillegas, Germán Cueto, Nicolás Echevarría, Lucio Fontana, María Izquierdo, Luis Ortiz Monasterio, José Clemente Orozco, Nancy Spero, Luis Alberto Spinetta y Javier Téllez.

El Museo Tamayo informó que la muestra vincula objetos de la cultura prehispánica con obras de arte moderno y contemporáneo, y elementos de archivo, para trazar conexiones entre el antes, durante y después de Artaud, situándonos en un plano continuo. La exposición fue curada por Manuel Cirauqui, quien destaca las obras de artistas que en las últimas cinco décadas han abordado directa o indirectamente la experiencia del poeta francés en el país.

La muestra estará dividida en dos fases: La sierra de las cosas (hasta el 1 de abril) y La tinta invisible (del 5 de abril al 20 de mayo), cada una con una selección de obras y elementos diferentes.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS