Exhiben el Codex que Da Vinci cifró con un espejo

El manuscrito en el que Leonardo plasmó algunos de sus conocimientos científicos fue cedido por Bill Gates
FOTO: Archivo.
24/11/2017
11:34
EFE
Roma
-A +A

El "Codex Leicester", uno de los más famosos manuscritos de Leonardo da Vinci, propiedad del fundador y presidente de Microsoft, Bill Gates, será expuesto en la Galería de los Uffizi de Florencia 20 años después de su última exhibición en el país.

El director del museo florentino, Eike Schmidt, anunció que en ocasión de las celebraciones de los 500 años del genio del Renacimiento se está preparando una gran exposición que comenzará en octubre de 2018 y para la que regresará el también conocido como "Codex Hammer".

El manuscrito en el que Leonardo plasmó algunos de sus conocimientos científicos, y conocido por haber sido escrito al revés con la ayuda de un espejo, fue adquirido en una subasta en la galería Christie's de Nueva York en 1994 por Gates, que pagó a su anterior propietario Armand Hammer la cifra de 30.8 millones de dólares (unos 25.9 millones de euros).
 

Artículo

Obra de Da Vinci marca récord histórico en subasta: 450 mdd

La obra "Salvator Mundi" fue pintada alrededor de 1500 y, aseguran, es contemporánea a "La Mona Lisa"
Obra de Da Vinci marca récord histórico en subasta: 450 mddObra de Da Vinci marca récord histórico en subasta: 450 mdd

Schmidt explicó que para obtener la cesión por parte de Gates se trabajaba desde 2015, cuando el "Codex" fue expuesto en el Instituto de Arte de Minneapolis.

La última vez que este código de Leonardo se exhibió en Italia fue en 1995, durante una muestra en el Palazzo Querini Dubois en Venecia, mientras que en Florencia la última vez que se mostró fue en 1982 en una exposición dedicada al polifacético artista.

El manuscrito, de 72 páginas con unas 360 ilustraciones y dibujos, fue elaborado por Leonardo entre 1506 y 1508 en Florencia y Milán, con añadidos hasta 1510, y contiene sus ideas originales y muy avanzadas principalmente sobre la hidrodinámica, pero también sobre cosmología, astronomía, geología, geografía, paleontología y mecánica.

Ofrece consejos prácticos para controlar las inundaciones, explora los principios de la turbina de vapor y los sifones, presenta diseños de ingeniería para buzos y submarinos, e incluso explica la luminosidad de la luna y por qué el cielo es azul.

Armand Hammer, gran coleccionista de arte y magnate petrolero estadounidense, había adquirido el manuscrito en 1980 en una subasta en Londres por 5.6 millones de dólares (unos 4.7 millones de euros).

Antes de que Hammer lo adquiriera y le diera su nombre, el manuscrito de Leonardo se llamaba "Codex Leicester" ya que en 1717 Thomas Coke, primer conde de Leicester, lo compró al pintor italiano Giuseppe Ghezzi, quien lo había descubierto entre los papeles y libros de Guglielmo Della Porta, aparentemente primer dueño de esa obra de Leonardo da Vinci.

Da Vinci escribió el "Codex" utilizando un espejo (de derecha a izquierda) para preservar el secreto de su contenido. En el margen derecho están las ilustraciones.

Cuando Leonardo murió en Francia en 1519, la mayor parte de sus manuscritos fueron a parar a su fiel compañero y amigo, Francesco Melzi, tal y como el artista había especificado en su testamento.

Pero el "Codex Hammer" aparentemente no figuraba entre las obras, ya que la primera inscripción que hay es la de su primer dueño, el escultor milanés Della Porta, quien murió en Roma en 1577 y cuyos papeles fueron descubiertos más de un siglo después por Ghezzi. 

sc

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios