El español está hundido en universidad marroquí

Esta noticia llega cuando se celebra en Rabat la Semana de la Lengua Española en Marruecos
El español está hundido en universidad marroquí
La crisis económica en España generó el "efecto repulsa" para los estudiantes, quienes no veían oportunidades de futuro en el país vecino. Foto: tomada de la página de Facebook de la Universidad Abdelmalek Al Saadi de Tetuán
27/04/2018
11:32
EFE
Marruecos
-A +A

La lengua española está a punto de desaparecer de la universidad marroquí, donde en el curso de diez años ha pasado de contar con varios miles de alumnos en seis facultades con departamento de Hispánicas a solo unos centenares y en franco retroceso.

La "puntilla" la ha puesto esta semana el ministerio de Enseñanza Superior, que no ha previsto ni un solo dirham en los presupuestos de los próximos cuatro años para la formación de profesores de lengua y literatura española, según explicó a Efe Abderrahmán El Fathi, jefe del Departamento de Estudios Hispánicos de la Universidad Abdelmalek Al Saadi de Tetuán.

Curiosamente, esta noticia llega cuando se celebra en Rabat la Semana de la Lengua Española en Marruecos, un evento con el que la Embajada de España quiere promocionar el castellano como idioma con futuro.

Sin embargo, en Marruecos, las preferencias de los universitarios se dirigen claramente hacia el francés, que es la segunda lengua de facto en Marruecos y la primera en materias científicas, y al inglés por razones evidentes.

"El español en la universidad estaba tocado; ahora está hundido", se lamenta El Fathi, quien deplora la falta de voluntad política de las autoridades españolas para evitar la muerte universitaria de esta lengua.

De las seis universidades con departamentos de Español, la de Rabat no oferta este año la asignatura de Lengua y Literatura por falta de alumnos; la de Agadir cuenta con solo 12 alumnos; la de Fez ha pasado de 1.229 inscritos en el curso 2008-2009 a solo 391 en el pasado 2016-17.

Todos estos datos están recogidos en un reciente informe redactado por profesores de tres departamentos de español (Tetuán, Rabat y Fez) para alertar sobre "el grave deterioro de la posición del español y de lo hispano frente al francés y al inglés", achacable -dicen- a la "insuficiente intervención de las autoridades españolas".

Es evidente el descenso en la demanda universitaria del español en Marruecos en estos años: según el informe, la crisis económica en España generó lo que llama un "efecto repulsa" para los estudiantes, que no veían oportunidades de futuro en el país vecino.

Pero además, la crisis hizo que descendieran todos los incentivos que España ofrecía para profesores o estudiantes de español en forma de becas, ayudas de viaje, financiación de actos culturales, provisión de material educativo, y tantas otras acciones que desaparecieron.

El informe no solo culpa a las autoridades españolas: también asegura que el Gobierno marroquí "orienta o presiona para que los estudiantes elijan la lengua inglesa como segunda opción (tras el francés) en los colegios e institutos", lo que conlleva que cada vez existan menos profesores de español, o que los que quedan carezcan de alumnado.

Lo paradójico es que los departamentos de español en las facultades marroquíes han sido el vivero donde han aparecido desde los años setenta del pasado siglo una generación de escritores nativos marroquíes que escriben literatura (novela, poesía o cuentos) en español y que suman ya más de un centenar de autores, algo impensable en el caso del inglés.

Los institutos Cervantes tienen en Marruecos la segunda mayor red del mundo (tras la de Brasil), pero el número de alumnos y de clases no ha dejado de bajar desde 2008 y solo en 2017 se revirtió esta tendencia a la baja.

Todas estas paradojas no ocultan un hecho esencial: frente al lugar común de que en Marruecos había "varios millones de hispanohablantes" heredados de la época de la colonia, un estudio financiado por el Cervantes en 2015 estableció que, como mucho, habría en Marruecos un millón y medio de personas que "entienden" el español, y muchos menos capaces de hablarlo.

akc

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS