Se encuentra usted aquí

¿Quién dice #MeToo?

Crimen y castigo
01/11/2017
00:21
Periodistas Cultura
-A +A

¿Quién dice #Me Too?

La campaña internacional para denunciar el acoso sexual —que se promueve con el hashtag #Me Too (Yo también) tras las evidencias de acoso que cometió Harvey Weinstein—, ha llegado al mundo del arte. El único en caer hasta ahora es el editor de la revista Artforum, Knight Landesman. Vino después una carta divulgada a través del sitio not-surprised.org a la que se han sumado más de cinco mil mujeres artistas, curadoras, galeristas, al igual que hombres. En el listado figura un importante grupo de creadoras y algunas son mexicanas (Carla Rippey, Laureana Toledo y Bárbara Hernández, por ejemplo). El mensaje es claro: “Se nos ha silenciado, condenado al ostracismo, desestimado por ‘exagerar’ y amenazado cuando hemos intentado exponer comportamientos sexuales y emocionales abusivos”. Sin embargo, como en otros ámbitos de México —espectáculos, deportes, empresas y academia—, en el mundo del arte no se da un solo nombre. Nos quedamos a oscuras para entender este problema que sí tiene nombres propios.

 

Piden a Mancera que atienda las alertas en Catedral

Ciudadanos preocupados por el patrimonio cultural lanzaron en Change.org una petición dirigida al jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, para que escuche las recomendaciones de evitar conciertos y concentraciones masivas en la Plaza de la Constitución, ya que esto puede empeorar los daños que el sismo del 19 de septiembre dejó en la Catedral Metropolitana. Aunque el INAH y la Secretaría de Cultura han insistido en diversas ocasiones en que no hubo más daños tras el concierto del 8 de octubre, sí han expresado la necesidad de que el gobierno tome en cuenta la debilidad del monumento, así como las recomendaciones de evitar grades concentraciones y limitar el flujo de vehículos de carga pesada en los alrededores del inmueble. Llama la atención que, hasta ahora, las autoridades capitalinas no han dicho ni pío sobre el tema. ¿Harán caso a los llamados del INAH y de la sociedad civil que se ha mostrado muy interesada en la protección del patrimonio?
 

En Danza se les olvidó ponerse la camiseta

Hace unos días, tras su paso por el Cervantino, la compañía Guangdong Modern Dance Company, dirigida por Liu Qi, presentó en el Teatro de la Ciudad la obra Beyond Calligraphyy tuvo una recepción muy positiva del público. Por allá también andaba personal de la Coordinación Nacional de Danza, lamentándose porque los chinos sí que tenían cuerpos estilizados y presentaban “otra cosa”, no como “los de acá”. ¿Se habrá referido a los que la Coordinación programa? Ups.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios