CCU Tlatelolco digitalizará acervo del Comité Eureka

Rosario Ibarra de Piedra creó la organización civil cuando su hijo fue detenido y desaparecido
CCU Tlatelolco digitalizará acervo del Comité Eureka
El CCU Tlatelolco y el representantes del Comité Eureka firmaron el convenio. Foto: Irvin Olivares / EL UNIVERSAL
24/04/2018
17:09
Abida Ventura
Ciudad de México
-A +A

[email protected]

El Centro Cultural Universitario Tlatelolco (CCUT) firmó hoy un convenio de colaboración con representantes del Comité Eureka para digitalizar el acervo que resguarda esta organización civil creada en 1977 por Rosario Ibarra de Piedra, cuando su hijo Jesús Piedra Ibarra, fue detenido y desaparecido por ser miembro de la Liga Comunista 23 de septiembre.

El acervo, que comprende documentación desde 1969, contiene fotografías, mantas originales de protesta, folletos, carteles, planfletos, expedientes de los detenidos y desaparecidos que se integrarán a la Colección M68. Ciudadanías en movimiento. El proyecto, que se podrá visitar a partir del 2 de octubre, integrará archivos públicos y privados sobre los movimientos sociales, políticos y culturales que se han dado a partir del Movimiento Estudiantil de 1968 en el marco de los 50 años de este episodio que marcó la historia del país.

En conferencia de prensa, Ander Azpiri, subdirector académico del CCUT, comentó que la colaboración con este colectivo consistirá en concluir el trabajo de digitalización que años atrás habían emprendido con el Centro Académico de la Memoria de Nuestra América (CAMeNA) de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM). Una vez procesados todos los materiales, ese acervo poco explorado y conocido estará disponible a consulta pública en ese nuevo memorial que se ubicará en la Sala de Colecciones del CCUT.

movimiento_estudiantil_1968_mexico_.jpg
Fotografías, mantas originales de protesta, folletos, carteles y panfletos forman parte del acervo. Foto: Cultura UNAM

Ricardo Raphael, director del Centro Cultural Universitario Tlatelolco, dijo que con este proyecto se busca construir la memoria de los movimientos sociales, políticos y culturales que se han desarrollado en torno al 68.

Jorge Gálvez, fundador del Comité Eureka y director del Museo casa de la Memoria Indómita, relató que este archivo se empezó a formar hace 43 años, cuando el 18 de abril de 1975 Jesús Piedra Ibarra fue detenido y su madre emprendió una lucha a la que se unieron otras madres conocidas como “Las Doñas” y familiares de desaparecidos debido a la persecución o detención ilegal por parte del Estado a integrantes de movimientos políticos y sociales.

Ese acervo, que incluye documentación desde 1969 y ha estado en constante crecimiento, está bajo resguardo del Museo Casa de la Memoria Indómita, el cual preserva y difunde carpetas con miles de documentos originales, comunicados, cartas, fotografías y objetos relacionados con la desaparición forzada.

Gálvez dijo que el archivo “tiene una bonita historia dentro de lo que significa este dolor”. Recordó que fue Rosario Ibarra de Piedra y los integrantes del colectivo, quienes recopilaron y resguardaron celosamente estos papeles que por un tiempo incluso permanecieron escondidos detrás de una pared en un pequeño departamento de Rosario Ibarra en la colonia Roma para protegerlo.

“Hubo intentos de desaparecer también el archivo”, comentó Gálvez.

“No solamente fue ir acumulando las cosas, sino también ir guardando celosamente el contenido de ese archivo”, añadió.

Comentó que en 2006 comenzaron un proceso de organización rigurosa del archivo. A partir de ahí se identificaron tres fondos: el Fondo del Comité Eureka, el del Frente Nacional contra la Represión y el Fondo Rosario Ibarra de Piedra.

Jorge Gálvez dijo que en su casa de Monterrey, Rosario Ibarra de Piedra todavía resguarda celosamente algunos documentos que dan cuenta de un aspecto íntimo de esa lucha que emprendió hace más de 40 años. “Son documentos de cuando fue perseguido Jesús, cuando estaba en la clandestinidad, se veía con la familia, fueron estableciendo algunos códigos para poderse comunicar. Son documentos íntimos en los que Jesús se comunicaba por escrito con sus hermanos, con sus vecinos y doña Rosario era el vehículo para dar esa información”, declaró.

Comentó que estos documentos también se podrán conocer en esta Colección M68. “Son las cosas de las que el Centro Cultural también será depositario porque nos interesa tener este tipo de convenios porque nos sentimos seguros de que esta información, nuestra lucha, va a quedar en buenas manos y se va a preservar”.

El acuerdo fue firmado por Ricardo Raphael, director del Centro Cultural Universitario Tlatelolco, Jorge Gálvez y otros miembros del Comité Eureka, así como por funcionarios del CCUT.

nrv

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS