"Regresar espíritu creativo a Casa Taller Alfredo Zalce"

Beatriz Zalce, hija del artista, encabeza una petición dirigida al presidente Peña Nieto
El artista plástico Alfredo Zalce creó buena parte de su obra en Morelia. Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL
09/01/2018
00:24
Yanet Aguilar Sosa
-A +A

[email protected]

Un grupo de creadores encabezado por Beatriz Zalce, hija del artista plástico Alfredo Zalce (12 de enero de 1908), ha hecho pública una carta dirigida al presidente Enrique Peña Nieto. La petición es puntual: “La Casa Taller Alfredo Zalce no debe ser otro de los tantos proyectos culturales fracturados. Demandamos recuperar este valioso recinto.”

La demanda, también dirigida a María Cristina García Cepeda, secretaria de Cultura federal; a Silvano Aureoles Conejo, gobernador de Michoacán; y a Silvia Figueroa Zamudio, secretaría de Cultura del Estado, denuncia que la casa que habitó Zalce en Morelia y que fue adquirida hace 15 años con recursos públicos por el gobierno estatal para convertirla en un espacio cultural, ha perdido su espíritu.

Aseguran que la propuesta original era crear la Casa Taller Alfredo Zalce, un recinto cultural donde se preservaría el espíritu creativo, académico y cultural que durante tanto tiempo la habitó y en donde se generó un semillero de jóvenes talentos.

“Ese proyecto quedó truncado cuando a la casa la convirtieron, primero, en bodega y, luego, en simples oficinas de la Secretaría de Cultura de Michoacán”, afirma la carta, que es la primera acción de otras que hará públicas Beatriz Zalce mañana.

En la misiva también dicen sentir un gran dolor porque en su propia tierra, la memoria del artista michoacano nacido hace 110 años “quede rezagada entre oficios y memorandas de oficina.” Y agregan: “En ese sentido, demandamos a la Secretaría de Cultura federal y al gobierno de Michoacán restablecer el proyecto original de convertir la morada del artista en la Casa Taller Alfredo Zalce.”

La demanda es que ese espacio preserve y difunda el legado del artista, y sea un lugar donde los jóvenes pintores aprendan el oficio, como el mismo Zalce lo soñó y lo solicitó.

En esa casa, el artista diseñó murales y esculturas, produjo obra de caballete, trazó grabados, cerámica, orfebrería y tapices. Por ello solicitan devolverle el espíritu creativo al lugar, como lo tiene la casa del pintor francés Paul Cézanne en Auvers sur Oise o la Casa Azul de Frida Kahlo.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS