Rebeldía de Nahui Olin conecta con jóvenes de hoy

La reedición del libro de Adriana Malvido incluye hallazgos sobre la artista, y la redescubre para los lectores actuales
Rebeldía de Nahui Olin conecta con jóvenes de hoy
Fotografía de Antonio Garduño de la colección de Tomás Zurián Ugarte. Arriba, una dedicatoria de Nahui Olin y un telegrama de Dr. Atl, de la colección de la galería Windsor. Foto: Tomadas del libro NAHUI OLIN. CORTESÍA ADRIANA MALVIDO.
13/03/2018
03:40
Sonia Sierra
-A +A

[email protected]

“...¿Y qué será el placer sin el espíritu? Sería el momento—, y lo nuestro es lo de siempre”, escribió alguna vez en una dedicatoria la artista y escritora Nahui Olin (1893-1978).

Esta creadora, que fue protagonista de los años 20 en México, ha sido uno de los personajes en torno de los que más ha investigado la periodista Adriana Malvido. En 1993 publicó Nahui Olin, y ahora, Circe lanza una reedición, aumentada y corregida, donde incluye hallazgos como el de esa dedicatoria, con fecha y hora alteradas por la propia Olin, para un destinatario desconocido.

Han pasado más de 25 años de la primera edición y Malvido tiene la certeza de que aún hay mucho por contar y, sobre todo, que más que entonces, Nahui Olin conecta con las generaciones de ahora en su forma de ejercer la libertad y el cuerpo, y en su rebeldía y transgresión.

Confabulario. Nahui Olin: El deseo infinito de ser
 

“Hace 25 años el personaje era atractivo, y muy nuevo, sin embargo, todavía había gente que preguntaba: ‘¿Qué hizo?’ Veinticinco años después el mundo cambió y el personaje creció; es otra sociedad, hay más información. Ha habido varios trabajos sobre ella, de Elena Poniatowska, Tomás Zurián y Patricia Rosas Lopátegui, y se hizo personaje de culto… pero faltaba una amplitud que empieza a darse. Ya hay estudios de género en la academia, aparece en antologías de poesía. Antes no se lograron las películas, pero ahora sí, la de Gerardo Tort, que está en postproducción y creo que en el otoño estará lista; Irene Azuela es la protagonista y Marina Stavenhagen escribió el guión”, explica Malvido.

nahui_57553201.jpg
 

Este año, cuando se cumplen 40 de la muerte de Olin, el Museo Nacional de Arte ofrecerá una exposición, y dentro de la muestra, el 30 de mayo, se presentará el libro.

Al referir su impacto entre los jóvenes, la periodista y colaboradora de EL UNIVERSAL recuerda cómo, en una conferencia para hablar de Nahui Olin, un músico de un grupo de rock le comentó: “Nos identificamos con ella porque es un personaje que se rebela, es como una rockera, rompe estigmas, no le importa lo que dice la gente, quiere hacer lo que le da la gana”.

nahui_02_57553186.jpg

Olin —resalta Malvido— es todo un personaje: “Trasgresora, artista, independiente, autónoma, poeta, musa; reúne una época”. Y reclama su vigencia: “A México le urgen personajes valientes, con una propuesta loca —según algunos— pero yo la llamaría vital; estamos llenos de muerte, con el Tánatos aquí, en un momento de odio”.

Ella fue distinta de las otras grandes artistas y escritoras de aquellos años 20, como Frida Kahlo, Tina Modotti, Antonieta Rivas Mercado: “Las otras tienen algo de heroicidad. Nahui es antiheroina, es individualista, no digo que no fuera solidaria, pero si las otras estaban inmersas en el comunismo, ella estaba en la anarquía, en el mejor sentido. Es antidogmática, la libertad en su máxima expresión. Su propuesta no es la de la mexicanidad, tiene una propuesta un poco más cosmopolita”.

Malvido cree que tiene mucho que decirle a los chavos y a las mujeres porque vivió otra relación con el cuerpo, con sus familias, con la sexualidad. “Está más conectada con estas nuevas generaciones que con muchas mujeres de su época y posteriores. Conecta con varias generaciones, pero no con todas las feministas; hay una vertiente del feminismo que quisiera que ella fuera más de pancarta. Nahui es vigente, con una propuesta feminista sin pelearse con eros. Nunca permitió que la hiciera pedazos la sociedad. Opta por la libertad, se la juega, se entrega amorosamente sin someterse”.

nahui_olin_-_6_57553192.jpg
 

Investigaciones como la de Malvido han conseguido que cada vez menos se hable de Olin en función de otros: “La hija del general Mondragón, la modelo de Diego Rivera, la amante de Dr. Atl“. Pero también es verdad que aunque la artista ejerció con libertad su sexualidad, eso no lo entienden todos, y por eso es que hoy, en pleno siglo XXI, hay quienes dicen que ella padecía “furor uterino”, frase que Malvido encontró citada en una revista de publicación reciente y que fue usada alguna vez por Salvador Novo.

Acerca de los hallazgos para su nuevo libro, Malvido relata que Federico Pearl, de la galería Windsor, le compartió tres sobres que contenían, por ejemplo, una foto de ella mayor, fotos de la familia, cartas del Dr. Atl, de ella a su familia a España, y otros valiosos documentos.

telegrama_a_nahui_del_dr_57553174.jpg
 

—¿Qué te muestran estos hallazgos? ¿Reafirman su personalidad?

—Absolutamente. Y te acercan a un ser humano más terrenal. Estoy segura de que va a salir mucho más, aún hay lagunas en su vida.

—¿Se sabe dónde está su obra?

—Está muy dispersa. Hay obras de las que no encontré a los dueños, hay alguna que se subastó en Sotheby's, y hay muchos falsos. La obra está desperdigada, es un esfuerzo enorme aglutinarla.

—¿Qué has entendido con el tiempo sobre sus últimos años?

—La sociedad deja de verla cuando deja de ser bella. Ella se sigue viendo en el espejo como si tuviera 20 años. Pero le da miedo a la sociedad.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS