Mezzosoprano Cecilia Prado, a media voz en Egipto

La cantante ofrecerá uno de los dos recitales que tenía programados en la capital egipcia tras la masacre del pasado viernes
27/11/2017
12:56
EFE
El Cairo
-A +A

La mezzosoprano hispano-panameña María Cecilia Prado ofrecerá hoy uno de los dos conciertos que tenía programados en la capital egipcia después de que la masacre del pasado viernes contra una mezquita en la península del Sinaí (este) obligara a cancelar su principal actuación.

"Siento una tristeza muy grande", dijo Prado a Efe, en referencia al atentado terrorista del pasado viernes contra una mezquita en el norte del Sinaí, en el que murieron 305 personas.

La matanza, la mayor de la historia contemporánea de Egipto, obligó a cancelar su actuación en la Ópera de El Cairo, donde tenía previsto cantar como solista en "Romeo y Julieta" de Héctor Berlioz, gracias a la colaboración de la Embajada panameña en la capital egipcia.

Prado confiesa que se sentía "muy ilusionada" por poder subirse a "un escenario en el que han cantado los mejores", La Casa de la Ópera de El Cairo.

Resalta que "Egipto es la puerta para el resto de los países árabes", uno de los referentes culturales más importantes de Oriente Medio, por lo que espera que su relación con la Ópera de El Cairo no termine aquí.

En su lugar, la mezzosoprano actuará hoy en un pequeño concierto privado que ofrecerá la misión diplomática de Panamá y que se ha mantenido a pesar del trágico suceso, mientras que "Romeo y Julieta" de momento no ha sido reprogramada.

La cantante, nacida en la ciudad de Panamá y que dio sus primero pasos en la música en el Instituto Nacional de Música, considera que a pesar de lo ocurrido El Cairo parece "una ciudad muy segura" que "está abierta al extranjero" y donde sus gentes "tienen un valor humano inmenso".

Prado además cree que Egipto, a pesar de lo que pueda parecer, es "un país dedicado a la cultura y a la música".

Aunque confiesa que la megalópolis de 20 millones de habitantes también tiene un aspecto "muy difícil", especialmente para una cantante, como es la excesiva contaminación y la permisividad con el tabaco -Egipto carece de espacios libres de humo-, factores que, según apunta, pueden perjudicar la voz.

"Como cantante me cuido mucho la voz: no fumo, no bebo y llevo una disciplina muy estricta que me contagió mi marido, que es uno de mis apoyos más importantes", afirma la mezzosoprano.

nrv

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS