La Tate Modern recuerda el arte de la URSS

Con una exposición dedicada a Ilya y Emilia Kabakov, el recinto explora la aportación de la pareja al arte conceptual
FOTO: Neil Hall/EFE.
17/10/2017
14:19
Londres
-A +A

Una exposición en el museo londinense de arte contemporáneo Tate Modern dedicada a la obra de los artistas Ilya y Emilia Kabakov evoca desde mañana la cultura visual de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) y las tradiciones de la literatura rusa.

La muestra "Not Everyone Will Be Taken Into the Future", que estará abierta hasta enero de 2018, explora la aportación de la pareja en la historia del arte conceptual con más de cien piezas, desde dibujos, pinturas y álbumes hasta grandes instalaciones.

Las creaciones expuestas ofrecen una mirada al pasado a través de conceptos universales como la utopía, los sueños, el miedo y la condición humana, y en su conjunto repasan la evolución artística de ambos artistas.

La exposición, que coincide con el centenario de la Revolución Rusa de 1917, se ha elaborado en un estrecho diálogo con los artistas y se ha organizado con la colaboración del museo State Hermitage de San Petersburgo y la State Tretyakov Gallery de Moscú.

Entre las seis innovadoras obras de grandes dimensiones que acogerá el recinto del Tate Modern, se encuentran The Man Who Flew into Space From His Apartment (1985), Labyrinth (My Mother's Album) (1990) y Not Everyone Will Be Taken Into the Future (2001).

Esta última, que da título a la exposición, hace referencia a la respuesta de Ilya a un estudio sobre el artista ruso Kazimir Malevich, publicado en 1983 en la revista A-YA.

Kabakov escribió que se imaginaba a Malevich como un maestro seleccionando estudiantes para un campus de verano, haciendo una alegoría sobre aquellos artistas que serán tenidos en cuenta en el futuro.

Por su parte, Labyrinth repasa las memorias de la madre de Ilya y su trágica vida durante el turbulento período de la Revolución Rusa en 1917 y el consiguiente auge y caída de la Unión Soviética.

Además, la exposición también alberga los primeros trabajos de Ilya Kabakov en los años sesenta y su innovadora serie de álbumes "Ten Characters", donde usó personajes ficticios por primera vez.

Con esta exposición, el Tate Modern ofrece la oportunidad de ver los trabajos menos conocidos de los Kabakov por primera vez en el Reino Unido. 

sc

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS