El Guggenheim seguirá los pasos de Josef Albers en México

La exposición que inaugurará el viernes ahonda en la influencia del diseño precolombino en el artista alemán
"Grupo de cuatro mesas apilables", obra de 1927 del artista Josef Albers. Foto: Archivo EFE
02/11/2017
15:30
Notimex
México
-A +A

El Museo Guggenheim de Nueva York inaugurará este viernes una exposición que muestra la influencia que tuvo el diseño precolombino de lo que ahora es México en la obra del artista alemán Josef Albers, uno de los más destacados representantes del modernismo.

“Josef Albers en México" presenta una selección de pinturas rara vez mostradas entre collages, lienzos icónicos de sus homenajes a la forma del cuadrado, partes de sus series inspiradas en las construcciones de adobe y fotografías.

La exposición revela la profunda influencia que tuvieron las 14 visitas que Albers, en compañía de su esposa, la artista Anni Albers, realizó a sitios arqueológicos mexicanos a partir de la década de 1930 y hasta mediados de la década de 1960.

“La atracción de Albers (Alemania, 1888-Estados Unidos, 1976) por las imágenes precolombinas se puede considerar dentro de la compleja y a menudo tensa historia de los artistas modernistas que miran hacia las culturas no occidentales como fuente de inspiración”, destacó el museo en un comunicado.

Lauren Hinkson, curadora de la exposición, explicó que antes de que visitara América y realizara sus viajes a México, Albers nunca había creado pinturas, por lo que su contacto con el diseño precolombino fue “transformativo” en su perspectiva artística.

“Lo que encontró en los sitios arqueológicos mesoamericanos de los aztecas y los mayas, las formas abstractas de las fachadas y los grabados de la pirámides, inspiraron el desarrollo de los patrones geométrico de sus pinturas”, afirmó Hinkson en entrevista con Notimex.

En ese sentido, la exposición revela una faceta poco explorada de un artista bien conocido, así como las raíces no occidentales en la práctica de uno de los creadores pilares del modernismo abstracto europeo.

Hinkson resaltó que los homenajes al cuadrado de Albers están en buena medida inspirados en las “formas reductivas” del diseño mexicano. Tanto Albers como su mujer coleccionaron más de mil 400 objetos precolombinos.

“Fueron viajes que transformaron sus prácticas, y tanto él como su esposa fueron influidos tanto culturalmente como por lo que encontraron en los sitios arqueológicos en México”, precisó Hinkson.

En 1937, Albers impartió una conferencia en la Universidad de Harvard titulada “La Veracidad en el arte”, en que aseguró que “los artistas mexicanos han sido veraces al arte”. Asimismo, consideró, el uso de los materiales de parte de artistas precolombinos devela “creaciones espirituales”.

Albers “tradujo la escultura mexicana, si se puede llamar así, y la manera en que se crean estos objetos, y la aplicó a su propia práctica. Habló de eso en su discurso de Haravard, y del modo en que los escultores mexicanos utilizaban los materiales para transmitir una esencia espiritual”, refirió Hinkson.

La exposición está dividida en varias secciones, entre las que destacan los siete sitios arqueológicos que influyeron de manera más poderosa en la obra de Albers: Monte Albán, Mitla, Teotihuacán, Tenayuca, Uxmal, Oaxaca y Chichén Itzá.

Abierta al público a partir del 3 de noviembre al 18 de febrero de 2018, la exposición también está acompañada de la publicación de un catálogo ilustrado con ensayos académicos de Hinkson y de Joaquin Barríendos, un estudioso de arte latinoamericano.

nrv

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS