El arte de Milo Lockett llega a "el futuro de la cultura"

El pintor argentino expondrá su obra en Pekín, China, lugar donde le gustaría quedarse permanentemente
El arte de Milo Lockett llega a "el futuro de la cultura"
Lockett viajó a Pekín para exhibir 25 de sus obras en la galería AIO Space. Foto: facilitada por la embajada argentina en Pekín
02/05/2018
10:14
EFE
Pekín
-A +A

El popular pintor argentino Milo Lockett, conocido por la viveza de sus colores, sus líneas claras y sus esfuerzos por acercar el arte a los niños, inauguró una muestra en Pekín para mostrar su obra en China, que en su opinión es "el futuro de la cultura" y donde quiere trabajar en el futuro.

Acompañado de Francisco Car, uno de sus ayudantes en el estudio bonaerense de Palermo Hollywood, Lockett viajó a Pekín para exhibir 25 de sus obras en la galería AIO Space, que dedica parte de sus salas a la cultura argentina desde principios de este año, y tras una semana en Pekín ha quedado fascinado por la capital china.

"El arte de China va a cambiar el mundo, hay que ser parte de ese movimiento y me gustaría ser parte de eso", destacó hoy en una entrevista para Efe el creador chaqueño, quien comparó la escena actual de lugares como el barrio artístico pequinés de 798 con lo que en su día pudo representar París en la cultura global.

milo_lockett.jpg
El pintor es conocido por  acercara los niños al arte y la cultura. Foto: facilitada por la embajada argentina en Pekín 

Lockett, quien se reconvirtió de trabajador de la industria textil a artista a principios de este siglo, es estos días una esponja a la que todas las novedades que le han recibido en Pekín le sorprenden como a un niño: no le dejan conciliar el sueño, dominan sus conversaciones y le faltan palabras para explicarlas.

"Estoy muy impactado por ejemplo con su gente, son muy amables, sensibles e inocentes a la hora de recibir información... esa manera en la que exclaman cuando les cuentan algo me pareció propio de una sociedad sana", analiza el artista.

Junto a la inauguración de la exposición, Lockett ha dado una charla a estudiantes de la Universidad de Estudios Extranjeros Número Dos de Pekín en la que animó a los jóvenes chinos a decidir su propio camino en la vida y tener autoestima, "pues sin ella uno no puede hacer nada por más que tenga conocimiento".

También les contó el viraje que dio en su madurez y en ese sentido les animó a cambiar también sus rumbos cuando llegue el momento, "pues a veces uno de chico estudia algo pensando que va a trabajar en eso, cuando crece le interesan otras cosas y por miedo se queda en su profesión".

Lockett se reunió también en Pekín con personalidades de la cultura china, como el director del Museo Nacional de Arte Moderno de China, Wu Weishan, con quien analizó la posibilidad de organizar en el futuro una exposición en esa institución, la más prestigiosa de la creación contemporánea en ese país.


El pintor argentino, quien dice estar influido por los modernos creadores españoles y por el arte multicolor de Rothko, Basquiat o el "arte salvaje" alemán, asegura que este viaje a China y los que espera llevar a cabo a este país en el futuro a buen seguro dejarán huella en sus próximos trabajos.

Fiel a su activismo social y a sus esfuerzos por conjugar arte y educación, Lockett pintó hoy con brillantes colores, ayudado por niños de una escuela de Pekín, la estatua de una vaca que adorna el jardín de la Embajada de Argentina en la capital china.

"Me gusta pintar con los chicos, es lo que hago en mi país, y siempre trato de dejar un regalo", resumió el artista. 

akc

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS