Lamentan muerte del bailarín Jesús Romero

Críticos condenan que no exista seguridad social para los artistas
Jesús Romero, uno de los intérpretes icónicos del emblemático Ballet Nacional de México, De Guillermina Bravo, falleció el 6 de enero. (RENZO GÓSTOLI. TOMADA DEL LIBRO “LA DANZA EN MÉXICO EN EL SIGLO XX”)
09/01/2018
00:22
Alida Piñón
-A +A

[email protected]

La comunidad dancística lamentó la muerte del bailarín Jesús Romero, quien fuera de los intérpretes icónicos del emblemático Ballet Nacional de México, ocurrida el pasado 6 de enero tras varios días de internamiento en el Hospital General de la Ciudad de México por neumonía.

Hace una semana, la crítica de danza Rosario Manzanos inició una petición en la plataforma de Change.org para solicitar al gobierno de la Ciudad de México y al jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera, que los gastos generados por la hospitalización fueran condonados. “Jesús ha sido una figura clave en la danza contemporánea nacional, como muchos bailarines jamás gozó de prestaciones y se ha mantenido a lo largo de su vida trabajando para salir adelante. Ahora la edad le está cobrando la factura, ha enfermado gravemente y no tiene cómo pagar sus gastos de internación hospitalaria”, se lee en la carta que reunió más de 400 firmas.

De acuerdo con el crítico de danza Juan Hernández, Jesús Romero y el recientemente fallecido Juan Caudillo fueron dos bailarines legendarios del Ballet Nacional de México, de Guillermina Bravo, considerada como una de las más importantes coreógrafas de la danza nacional.

“Son dos bailarines que fueron admirados por toda una generación que después dio vida a los grupos independientes que surgieron en los 80. Los admiraban porque tenían una formación impresionante y gran rigor técnico; fueron los primeros grandes bailarines con una técnica y una formación muscular para la danza. Se les veía, casi, con veneración”, dice Juan Hernández.

En 2014 fue reconocido con la distinción “Una vida en la danza”, que otorga el Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información de la Danza José Limón (Cenidi-Danza). En un texto realizado por la investigadora Rebeca Mundo se indica que el maestro nacido en Venezuela en 1950 aseguraba haber vivido “la época más feliz de la danza”.

“A Romero y a Caudillo les tocó vivir una época en la que se bailaba más por amor que por dinero, ahora, lamentablemente, lo están pagado. Es una pena que no exista seguridad social para alguien que, a diferencia de otros artistas, su cuerpo es su instrumento de trabajo y de expresión”, dijo Hernández.

Rossana Filomarino, Laura Rocha, Luis Gabriel Zaragoza, Miguel Ángel Palmeros, Miguel Mancillas, Jaime Blanc, Rafael Rosales, Leticia Alvarado y Serafín Aponte son sólo algunos de los creadores que lamentaron la muerte del bailarín.

Javier Contreras, investigador del Cenidi, escribió en redes sociales que la muerte de Romero “nos enfrenta, una vez más, a nuestras tareas pendientes como gremio para lograr seguridad social y condiciones dignas de vida y de trabajo para todos”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS