aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Mayas y Toltecas, en Museo de Antropología

La exposición temporal dedicada a la cultura Maya incluye piezas arqueológicas de museos regionales de la Península de Yucatán, que en meses recientes fue montada en las ciudades de Medellín y Bogotá, Colombia, así como en Seúl, Corea del Sur, para finalmente permanecer en este museo

Disco de Turquesa. Zona Arqueológica de Tula, se exhibirá por primera ocasión en la sala tolteca del MNA. Cortesía INAH

El creador, escultura de cerámica. Cortesía INAH

L de Tula, elaborado con conchas rojas y de tonalidades moradas. Cortesía INAH

Cabeza-Coyote, localizada en Tula a mediados de los años cincuenta. Cortesía INAH

Tras ser exhibida ante más de 200 mil personas a lo largo de tres ciudades del extranjero, la exposición "La sociedad y el tiempo Maya" culminará su viaje en el Museo Nacional de Antropología, en febrero de 2013. Cortesía INAH

Objetos de cerámica, metal, concha y piedra, forman parte de la muestra. Cortesía INAH

Las 96 piezas que la componen, entre ellos, objetos de cerámica, metal, concha y piedra, proceden del Palacio de Cantón de Yucatán, Cortesía INAH

El director del Instituto, Alfonso de María y Campos, dijo que la muestra contribuirá a la divulgación de esa cultura y para aclarar algunas interpretaciones erróneas sobre los ciclos de la vida maya. Cortesía INAH

Mayas y Toltecas, en Museo de Antropología

“EL CREADOR”. La pieza se exhibe por primera vez . (Foto: CORTESÍA INAH )

Domingo 25 de noviembre de 2012 Gerardo Martínez | El Universal
Comenta la Nota

cultura@eluniversal.com.mx 

Con la reapertura de la sala Tolteca del Museo Nacional de Antropología y la inauguración de la muestra La sociedad y el tiempo Maya, el Instituto Nacional de Antropología e Historia concluyó su ciclo de exposiciones de 2012, que se extenderán hasta febrero.

En estas exposiciones, inauguradas de manera simultánea la noche del pasado viernes, destacan la inclusión de piezas inéditas en la sala permanente dedicada a los toltecas, entre ellas una figurilla de estuco de metro y medio de altura con acabados en cerámica, conocida como “El Creador”. Además, se agregó al catálogo un pectoral de concha roja y caracol de mar que se usó como trompeta entre los años 600 y 950 d.C.

La exposición temporal dedicada a la cultura Maya incluye piezas arqueológicas de museos regionales de la Península de Yucatán, que en meses recientes fue montada en las ciudades de Medellín y Bogotá, Colombia, así como en Seúl, Corea del Sur, para finalmente permanecer en este museo.

Luego de tener sus puertas cerradas durante cinco meses por trabajos de remodelación, los cuales requirieron una inversión de 3 millones de pesos, el director de este instituto, Alfonso de María y Campos, y la directora del Museo Nacional de Antropología, Diana Magaloni, celebraron la reapertura de la sala Tolteca, que a partir de este viernes presenta una oferta museográfica de 270 piezas arqueológicas, algunas de ellas inéditas y con mil años de antigüedad.

“La colección inicial constaba de un aproximado de 180 piezas arqueológicas y ahora tenemos 270. Los visitantes salían insatisfechos con lo que se les estaba ofreciendo. Ahora se presenta un importante apoyo gráfico de mapas, fichas que relacionan cada una de las piezas con la vida cotidiana de los visitantes, además de figuras inéditas”, explicó el arqueólogo Stephen Castillo Bernal, curador de la sala.

Esta sala cuenta con reproducciones de los murales de Cacaxtla-Xochitécatl y una reproducción de la fachada del Palacio Quemado de Tula.

Tras ser exhibida ante más de 200 mil personas a lo largo de tres ciudades del extranjero, la exposición La sociedad y el tiempo Maya culminará su viaje en el Museo Nacional de Antropología, en febrero de 2013. Las 96 piezas que la componen, entre ellos, objetos de cerámica, metal, concha y piedra, proceden del Palacio de Cantón de Yucatán, actualmente en remodelación. De Maria y Campos dijo que la muestra contribuirá a la divulgación de esa cultura y para aclarar algunas interpretaciones erróneas sobre los ciclos de la vida maya.



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD