aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




IMÁGENES EN PAPEL CÁMARA ESCONDIDAExponen niños de la calle su vida en fotos

Se le ocurrió a Wilfred Vandenmove convertirlos en ?fotógrafos? para hablar de su condición social
IMÁGENES EN PAPEL CÁMARA ESCONDIDAExponen niños de la calle su vida en fotos

. (Foto: CORTESÍA DE CONACULTA/El Universal )

Jueves 21 de septiembre de 2000 Adriana García | El Universal

No importó si se trataba de niños en ?situación de calle? o ?en riesgo de calle? como ellos mismos se califican tampoco si sabían de técnicas fotográficas o sólo se dejaban llevar por lo que les dictaba su intuición. Lo cierto es que a partir de hoy a las 19:30 horas en el Centro de la Imagen (Plaza de la Ciudadela 2, Centro), será posible descubrir lo que ?desde su ventana? los niños que viven en Casa Ecuador, Francisco Zarco y Casa del Niño son capaces de ver y exponer de su circunstancia mediados por el lente de una cámara.

Convencidos en su mayoría de que la fotografía debe ser reflejo de la verdad y no un ?chacoteo con imágenes falsas?, alrededor de 40 niños se propusieron retratarse con aquello que siente como propio: sus amigos, sus mascotas, su cuarto, los lugares donde comen y todo aquello que encuentran en su andar por callejones, plazas y ejes viales.

Lo que generó esta muestra de visiones compartidas inició como parte de un ensayo fotográfico a principios de 1999, del fotógrafo belga Wilfred Vandenmove a quienes muchos de los chavos llaman ?güero loco? a quien se le ocurrió darles una cámara ?para que reflejaran su mundo como ellos quieren?.

Miguel Ángel, un chico de 15 años que sueña con ser administrador ?porque me gustan las matemáticas?, explica que quiso tomar lugares en donde había indígenas quienes ?me recuerdan a las culturas prehispánicas que siguen vivas.? ?También me interesaba captar las canchas para hacer deporte, porque quiero que vean que para nosotros la actividad física es importante?.

Para Miguel Ángel, quien llegó a la Casa Ecuador a través de las agencias del Ministerio Público, la exposición es el resultado de un deseo por verse reflejados en lo que son y en lo que les gusta hacer.

Su hermano David, dos años menor que él, platica que en sus fotos buscó ?que salieran todos? y comenta orgulloso que tomó aspectos de su cuarto, ?que antes tenía que compartir pero ahora ya es mío porque he dejado de drogarme?.

Mientras confiesan que varias cámaras que les prestaron se perdieron ?porque hay muchos que se roban cosas para luego venderlas o cambiarlas por droga?, los hermanos demuestran su gusto por los idiomas y empiezan un diálogo en inglés y francés al tiempo que recomiendan una Cannon portátil como una buena opción para cargar ?de diario?.

De pronto, Toño, un chiquillo de 10 años se acerca para quejarse de que los ?grandes se agandallaron la cámara? y no lo dejaron ?agarrarla para tomar a sus cuates?. Luego, interviene Aparicio, un chavo que quiere ser abogado para contar que no tuvo tiempo de tomar, de involucrarse en el proyecto. ?Es que voy a la secundaria en la tarde y en la mañana tomo cursos de computación y para ser técnico dental?, comenta. ? Lo que espero de la exposición es que deveras refleje los problemas a los que nos enfrentamos.

?No me gusta que muchos actúan frente a la cámara. Quisiera que las fotos fueran más espontáneas, más de lo cotidiano?, destaca.

Aunque la exposición ?Desde mi ventana? muestra la convivencia y la solidaridad, es también una memoria de la violencia, humillación, ?transas?, vicios y abusos que se viven en las calles de nuestra ciudad.



PUBLICIDAD