aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Resistencia abierta a talento joven

La editorial cumple 11 años de apoyar a moneros, novelistas, cuentistas y ensayistas que inician carrera
Sábado 27 de junio de 2009 Yanet Aguilar Sosa | El Universal
Comenta la Nota

yanet.aguilar@eluniversal.com.mx

El corte de caja de Editorial Resistencia a 11 años de su creación es positivo: han publicado cerca de 60 títulos, llevan 12 números de la agenda de la luna y son fieles a un proyecto editorial que empata calidad literaria, diseño gráfico y arte plástico. Sus libros son objetos de arte que promueven la creación de escritores mexicanos noveles y artistas plásticos de trayectoria probada.

Mantener el catálogo y trascender la década no ha sido fácil, pero la directora Josefina Larragoiti es incansable. Desde 1998, cuando lanzó la primera antología poética conocida como Hasta agotar la existencia —ya preparan la cuarta entrega— apostaron por la creación literaria de 34 poetas, como han aparecido en cada edición, poetas talentosos, casi todos jóvenes que no tenían cabida en las editoriales comerciales.

 

Al poco tiempo, cuentistas, novelistas, ensayistas y moneros pidieron que Resistencia se abriera a otros géneros. Josefina Larragoiti lo hizo y aunque la critican por la diversidad, le parece sano, “tal vez la línea de Resistencia es la No línea; queremos ser una puerta abierta para todos, ser su primer editor de los autores jóvenes, si después saltan a otra editorial no hay problema, no somos celosos, no les ponemos ninguna condición, la idea es lanzar obra de calidad”.

 

Así, han conformado su catálogo con libros que han sido comprados por la Secretaría de Educación Pública para sus programas de bibliotecas escolares, libros que se han vuelto referencia académica obligada como Voces cruzadas, entrevistas a escritores eurupeos de Miguel Angel Quemain o La Vida en Rosa. El príncipe azul: Mujeres y amor en México, un ensayo periodístico sobre la problemática de la mujer y el amor en México, de Jessica Kreimerman, que ha vendido más de 5 mil ejemplares.

 

La agenda editorial

Y es que las ediciones de Resistencia no tiran más de mil ejemplares pero mantienen ciertas líneas básicas: que sean libros inéditos, de preferencia escritos por jóvenes, propuestas frescas, temas que tengan que ver con la actualidad.

“Nos interesa mucho que tenga que ver con lo cotidiano, con la vida urbana, con los sentimientos a partir de las vivencias extremas que tenemos aquí: la influenza, los sismos, la pobreza extrema, la violencia, todo lo que puede retratar momentos sociales”, señala Larragoiti.

 

Para responder a las líneas de Resistencia, a partir de 2004 comenzaron a crear colecciones con temas específicos: tienen por ejemplo Literaturas del Mundo, donde agrupan esas novelas o textos que son escritos por mexicanos sobre el mundo o por extranjeros que escriben en español; así también surgió Éxodos, una colección que publica el trabajo de escritores extranjeros radicados en México, las ediciones son en el idioma del autor y los prólogos en español.

 

 

Diseños, el plus

Aunque la diferencia está en los diseños específicos, el hilo común es el artista plástico. Todos los libros son ilustrados por artistas como José Luis Cuevas, Gilberto Aceves Navarro, Gerardo Cantú, Ricardo Anguía, Felipe Ehrenberg, Rodolfo Arana, Iván Gardea, Rosario García Crespo y Arturo Rivera.

Pero no es el único plus de Editorial Resistencia, José Emilio Pacheco, Carlos Montemayor, Alberto Chimal, Elena Poniatowska, Vicente Quirarte, Francisco Hernández e Ignacio Padilla, han contribuido con el prólogo a alguno de los textos.

 

La directora de Resistencia, Josefina Larragoiti, quien también es diseñadora gráfica de profesión y se ha formado en varias revistas, asegura que para la editorial es muy importante la parte gráfica. En el exterior con la obra del artista plástico, y en el interior en el manejo de la estructura del libro.

“Respetamos la estructura tradicional, pero experimentamos con fuentes, con movimientos y con la tipografía. Lo que intento es que cada página del libro sea diferente. Que cada una lleve un detalle y en conjunto genere un concepto. La regla es no ilustrar significados sino conceptos. Cada libro tiene su propio lenguaje artístico y su propio lenguaje literario”, apunta Josefina Larragoiti.

 

Temas sin límite

En su apuesta editorial cabe lo comercial, la Agenda de la Luna es el sostén económico de Resistencia, pero exploran otros terrenos, ya han publicado cinco libros de moneros e ilustradores gráficos, así han publicado a Patricio Betteo, Tony Sandoval, José Quintero y dos libros de Bernardo Fernández (Bef).

Ahora están a punto de presentar Quiénes fueron, qué nos dieron y cómo se fueron, un libro de cine de Alfredo Gudini.

Aunque van lento por la crisis económica, en breve publicarán la Agenda de la Luna dedicada al Bicentenario de la Independencia, las cartas de Pellicer con Roberto Montenegro, un poemario de Eduardo Lizalde, un libro de haikus para niños, la novela de un australiano sobre el mercado de Sonora, una novela erótica de un maestro de la Escuela Nacional de Artes Plásticas y una lotería de juegos a fin de promover el trabajo artístico del pintor Arturo Rivera.

A la editora Josefina Larragoiti no le preocupa que muchos critiquen a Resistencia por no tener una sola línea. “Si te planteas como una casa abierta para que entren y puedan tener difusión los autores mexicanos y no mexicanos jóvenes, lo único que se requiere es una estructura de colecciones que es en lo que estamos trabajando”.

 



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD