aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




El nopal calcifica y previene la diabetes

Investigadores de la UAQ estudian desde hace años los beneficios que brinda el consumo de este alimento
Viernes 02 de mayo de 2008 El Universal

Juan José Arreola

cultura@hotmail.com

QUERÉTARO, Qro.— Consumir un promedio diario de entre 200 y 300 gramos de nopal tierno elevaría notablemente la posibilidad de no desarrollar diabetes, pero si consumimos 100 gramos de nopal maduro al día, entonces se prevendría la osteoporosis.

Más aún, el nopal puede emplearse como material de construcción y restauración de las viejas casonas coloniales de Querétaro, pues cuenta con características que hacen más durable el material.

A este punto han llegado las investigaciones de un grupo formado por 12 científicos de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la Universidad del Valle de México (UVM).

Todos ellos radicados en Querétaro, con estudios en diversas ramas científicas como física, química, biología, nutrición, medicina o ingeniería, han trabajado durante años con la única finalidad de descubrir todas las propiedades con que cuenta el mexicanísimo nopal.

Mario Enrique Rodríguez García, cabeza del grupo de investigadores, equipara al nopal con las vacas y recuerda que antes de que llegaran los españoles a América no había vacas y, sin embargo, el calcio que hoy tomamos de ese animal se asimilaba por el consumo de los nopales. Además, especifica que este grupo de investigación ha descubierto que las propiedades del nopal dependen de su maduración.

“Nosotros demostramos que el nopal es rico en calcio y éste depende de la edad de maduración del nopal. Por eso es que debemos hablar del nopal en función de la edad de maduración”, puntualiza.

Han encontrado, por ejemplo, que el nopal maduro, esto es, de entre 90 y 120 días, tiene altos contenidos de calcio y fibras insolubles, mientras que el tierno, que tiene entre 24 y 26 días desde que brota el botón, cuenta con bajos niveles de calcio pero fibras solubles.

“El nopal tierno lo consumimos cotidianamente pero en bajos niveles, aproximadamente cuatro kilos por persona al año, cuando lo recomendable sería de entre 200 y 300 gramos al día; esto es, 18 kilos al año”, especifica el científico.

Con el nopal maduro el consumo es aún menor, e incluso nulo, porque es difícil digerirlo pues tienen mucha fibra y en consecuencia están muy duros. En lugar de comerse, la penca es quemada para quitarle las espinas y dárselo al ganado como forraje, lo que permite que las vacas desarrollen un buen sistema óseo gracias a la gran cantidad de calcio que consumen.

“Cuando descubrimos que el nopal tenía mucho calcio y sobre todo el maduro, que es el que se desperdicia o se pierde, consideramos viable hacer harina de nopal para consumo humano”, refiere Mario Enrique Rodríguez.

Lo dice en otros términos: “En lugar de consumir Corn Flakes para obtener fibra, deberíamos comer 100 gramos de nopal, que es nuestro cereal mexicano. El producto es el mismo, con la diferencia de que el nopal tiene, además, las dos fibras, las solubles e insolubles”.

El proyecto de investigación en el que trabaja este grupo interdisciplinario, y que está registrado ante el Consejo Nacional de Ciencia y tecnología (Conacyt), lleva por nombre Uso de la Harina de Nopal en la Prevención de Osteopenia.



PUBLICIDAD