aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Revitalizan creadores el diseño en talavera

Tras presentarse en recintos de Puebla, Canadá, Estados Unidos y China, el Museo Franz Mayer de la ciudad de México abrirá una exposición con piezas de cerámica de talavera diseñadas por creadores como Juan Soriano, Vicente Rojo, Javier Marín, Gustavo Pérez, Magali Lara y Francisco Toledo, entre otros
Jueves 19 de julio de 2007 Miguel Angel Ceballos | El Universal

Tras presentarse en recintos de Puebla, Canadá, Estados Unidos y China, el Museo Franz Mayer de la ciudad de México abrirá una exposición con piezas de cerámica de talavera diseñadas por creadores como Juan Soriano, Vicente Rojo, Javier Marín, Gustavo Pérez, Magali Lara y Francisco Toledo, entre otros.

Estos creadores revitalizaron el diseño de una artesanía tradicional cuya característica es que se realiza totalmente a mano y con materiales y procesos que se han mantenido intactos desde el siglo XVI, cuando lo trajeron los españoles a México.

Frente a un panorama de crisis de la cerámica de talavera por la imitación en varios estados y por la falta de diseños contemporáneos, Angélica Moreno, directora del taller Talavera de la Reina, ubicado en la ciudad de Puebla, invitó a principios de los años 90 a varios artistas contemporáneos de Puebla para que trabajaran en conjunto con los artesanos y así crear nuevas piezas.

La iniciativa se fue extendiendo a más y más artistas de tal manera que se formó una colección de más de 300 vajillas, tibores, vasijas, charolas, esculturas, jarras, floreros y demás obras diseñadas por 55 artistas. De este universo, el Museo Franz Mayer exhibirá una selección de 70 piezas.

Como ejemplo de la crisis, explicó Héctor Rivero Borrel, director del museo —que también posee una amplia colección de talavera— hace 25 años sólo quedaban unos tres talleres en Puebla que hacían cerámica de talavera, pero en la actualidad existen más de ocho en crecimiento.

Incluso, en 1997 los artesanos consiguieron que el gobierno federal emitiera una norma oficial para la Denominación de Origen de la talavera, la cual identifica a los productos que cuentan con características únicas correspondientes al medio geográfico, incluidos sus factores naturales y humanos.

“La denominación de origen lo que hace es seguir el procedimiento que data del siglo XVI. Las piezas se caracterizan por tener la palabra talavera, un holograma y la clave DO4, eso ayuda a que el consumidor sepa si es original o no, porque lo que estaba pasando es que se hablaba de talavera en todos los estados pero en ninguno de la República, más que en Puebla, se hace talavera. Eso fue lo que rescató la denominación, que los materiales fueran de la zona, que los colores fueran hechos en casa, que la cerámica fuera elaborada a mano”, señaló Angélica Moreno.

La directora precisó que si bien se han introducido al país piezas de origen chino que pretenden pasar por talavera, éstas no tienen nada que ver con la talavera original. “Es una cerámica muy fea, los diseños son de muy mala calidad. Nuestros competidores sería Guanajuato, en donde hay muchos productores de cerámica que le llamaban talavera, pero ahora ya le llaman mayólica, aunque la gente no lo sabía. Talavera no es una cerámica, es seguir un procedimiento exactamente que data del siglo XVI.”

La exposición lleva el nombre de Alarca, que es el esmalte que se utiliza para la cerámica de talavera. Estará abierta al público a partir de este 21 de julio y hasta el 30 de septiembre en el Museo Franz Mayer, ubicado en avenida Hidalgo 45, Centro Histórico.



PUBLICIDAD