aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




México, cuarto país con bancos de cordón umbilical


Jueves 08 de febrero de 2007 Ricardo Cerón | El Universal

Frente al gran auge de los bancos de cordones umbilicales en México, una de las principales disyuntivas de quienes desean criopreservar ese material genético es si optan por un banco privado, que les garantice la disponibilidad de las células guardadas en caso de que el bebé o algún familiar las necesite, o uno público, cuya sangre se aplicará para salvar la vida de alguien, no necesariamente familiar del donante.

Se calcula que por lo menos 10 empresas dedicadas a la criopreservación se han asentado en el país para ofrecer este servicio, cada una con diversas franquicias en las principales ciudades, lo que convierte a México en el cuarto país con mayor número de estos bancos en el mundo, según datos de la Organización Médica Colegial de España.

La mayoría de estos bancos privados ofrece sus servicios de recoleción y análisis de células a un costo promedio de 10 mil pesos, más mil pesos adicionales durante cada año que se mantenga refrigerado ese material.

Bárbara Novelo Garza, directora del Banco de Sangre de Cordón Umbilical del Centro Médico Nacional "La Raza", explica que las posibilidades de que una persona que guardó sus células del cordón umbilical las necesite, son muy escasas, "es una probabilidad de una en un millón".

Sin embargo, diversos bancos en sus páginas en internet argumentan que si bien es pequeña, la posibilidad de emplear esas células existe, situación similar a la que ocurre cuando alguien contrata algún seguro de vida o de automóvil.

Novelo Garza explica que aunado a esa escasa probabilidad de uso, también existe la desventaja de que prácticamente ningún banco privado garantiza que las muestras que resguarda vayan a servir para emplearse en usos terapéuticos.

De acuerdo con la especialista, para que una donación sea exitosa, debe de presentar 90% de células madre vivas, "por lo que sólo 50% de las muestras donadas resultan exitosas para uso terapéutico o investigación".

Diversos estudios apuntan a que se necesitan alrededor de unas 100 mil células madre por kilogramo de peso del paciente a quien se le va a trasplantar para que se obtenga un buen uso terapéutico.

En opinión de Ricardo Rangel Martínez, director de investigación de DNA Corporations, ningún banco privado puede garantizar que la unidad de sangre de cordón umbilical que se recolectó, va a llegar con la cantidad de células madre adecuada para un tratamiento futuro.

Sin embargo, sostiene que en muchas de las colectas que pudieran ser insuficientes para uso terapéutico, podrían recurrir a la expansión celular, es decir, la manipulación in vitro del material para multiplicarlo y tener potencial uso terapéutico.

La decisión de criopreservar sangre de cordón umbilical de recién nacidos es un acto voluntario que deben tomar los padres del bebé antes del parto. La Academia Americana de Pediatría recomienda la criopreservación de este material en casos en los que exista un familiar afectado, necesitado o con una alta probabilidad de que precise un trasplante de médula ósea.

Novelo y Rangel explican que al igual que en la médula ósea o cordón umbilical, se han descubierto células madre en la placenta, líquido amniótico e incluso en el tejido graso, que actualmente se analizan para comprobar su potencial terapéutico.

"A diferencia de las de cordón umbilical que pueden dar origen a diversos tejidos, las células madre de placenta o líquido amniótico están más diferenciadas y adecuadas para llevar a cabo la actividad regenerativa de tejidos blandos, como puede ser músculo, tejido epitelial o de intestino", comentó Rangel Martínez.



PUBLICIDAD