aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Trasplante de útero, una medida de elevado riesgo

El Hospital del Centro de NY recibió la donación de ocho matrices; el único trasplante de útero en humanos fue realizado en Arabia Saudita en el año 2000; se empleó un órgano de un donante vivo, pero presentó problemas a los tres meses por lo que tuvo que ser retirado
Miércoles 31 de enero de 2007 The New York Times | El Universal

NUEVA YORK.- Las llamadas telefónicas y mensajes electrónicos comenzaron a llegar unas horas después de que las primeras noticias divulgaron que un trasplante uterino podría ser realizado.

Una de las llamadas fue de una mujer de Alabama, de 25 años, que nació sin útero. Otra de una mujer de Illinois, de 33 años, que fue sometida a una histerectomía a los 24 años.

Las dos mujeres que estaban desesperadas por tener un hijo propio, habían oído que los doctores en el Hospital del Centro de Nueva York habían recibido la donación de matrices de ocho donantes con muerte cerebral, con el objetivo de comenzar las investigaciones preliminares encaminadas a realizar el primer trasplante de útero en el mundo occidental. Incluso una mujer se ofreció como donante vivo, pues tenía niños y ya no necesitaba su útero.

Y aunque el hospital no tiene ningún proyecto inmediato para un trasplante uterino, la posibilidad ha sido recibida como una afrenta por médicos de fertilidad, escépticos y abogados de pacientes. Argumentan que un trasplante uterino es una medida radical y una solución potencialmente peligrosa. Consideran que no sólo pone en peligro la vida de la madre, sino del niño.

Bruce D. Logan, presidente del hospital, aclaró que el nosocomio sólo apoyaba la investigación, pero no esperaba realizar un trasplante de útero en un futuro cercano.

El único trasplante de útero en humanos fue realizado en Arabia Saudita en el año 2000; se empleó un órgano de un donante vivo, pero presentó problemas a los tres meses por lo que tuvo que ser retirado.

A pesar de ello, Giuseppe Del Priore, responsable del estudio de úteros en dicho hospital, dijo que los doctores deben ser capaces de ofrecer más opciones a pacientes con problemas de fertilidad. Abogados de fertilidad y los expertos médicos piden más investigación en animales antes de que otro trasplante uterino sea intentado en humanos.

Ratones que recibieron trasplantes de útero, lograron embarazarse y tener hijos vivos, pero los donantes de esos órganos eran roedores de la misma familia, es decir, relacionados genéticamente.

Lo anterior significa que una paciente que quisiera un trasplante de útero deberá tomar inmuno-supresores, que potencialmente podrían dañar al neonato con infecciones u otras complicaciones.

En este trasplante habría un riesgo adicional, porque el embarazo ocurriría dentro del órgano trasplantado, y nadie sabe cómo el trasplante se adaptaría al embarazo.

De acuerdo con Del Priore, cualquier candidato a esta cirugía, primero tendría que tener una fertilización in vitro, para hacer un suministro de embriones congelados para la implantación después del trasplante. Además, la cirugía tendría que ocurrir rápidamente después de que un donante de órgano compatible fuera identificado.

La cirugía implicaría una incisión vertical en el abdomen del paciente. El cervix del útero donado sería atado a la vagina del paciente y el útero sería conectado a cuatro vasos sanguíneos, dos sobre cada lado. Después de la cirugía, la paciente iniciaría un régimen de medicamentos inmuno-supresores para prevenir el rechazo del nuevo órgano. Una vez que estuviera estable, podría tener embriones implantados en el útero, lo cual no es siempre acertado. Si ella se embarazara, sería considerada una paciente de riesgo elevado. Implicaría, además, que una vez nacido el bebé, se realizara una histerectomía para quitar el útero y prevenir un riesgo adicional en el futuro. (Traducción Ricardo Cerón)



PUBLICIDAD