aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Renovado, el Ballet Bolshoi regresa a México

El coreógrafo ucraniano Alexei Ratmansky tomó las riendas del grupo que busca atraer nueva audiencia
Miércoles 13 de octubre de 2004 Claudia Silva | El Universal

Hubo una época en la que el Ballet Bolshoi comenzó a oler a viejo pero desde enero de este año todo cambió. A sus 40 años, el coreógrafo ucraniano Alexei Ratmansky tomó las riendas de una agrupación que ahora tiene la firme intención de sacudirse del pasado con miras a un futuro brillante, pleno de energía y virtuosismo.

Tras 20 años de ausencia en México, esta semana se presenta el Bolshoi en el Auditorio Nacional para presentar dos piezas clásicas, Raymonda y Giselle , pero con un toque moderno en el que se incluyen los diseños de vestuario de Givenchy.

Ratmansky (1963) explica en entrevista que el ballet debe ser capaz de atraer la atención del público más joven, de ese que huyó despavorido de las salas del ballet porque no se sintió identificado con lo que ocurría sobre el escenario.

"Durante 10 años trabajé como solista en el Ballet Real de Dinamarca y era muy triste ver que solo los pensionados mayores de 60 nos visitaban. Lo que queremos además de conservar este público es atraer a nueva audiencia".

El coreógrafo que salió muy joven de Rusia para crecer en países como Canadá y Dinamarca quiere redireccionar a la compañía más antigua del mundo reivindicando la figura de uno de los músicos que más sufrió el régimen soviético: Dimitri Shostakovich.

"Por mucho tiempo el Bolshoi fue un museo. Lo que quiero es redireccionar a la compañía y agregar algunos ballets modernos al repertorio".

Ratmansky cuenta que dos terceras partes de su repertorio es clásico y que para los integrantes de la compañía es importante renovar su lenguaje.

De hecho entre los proyectos del coreógrafo se encuentra contratar a jóvenes coreógrafos de Rusia para que ayuden a la compañía a dinamizar sus coreografías.

Esto no significa que el Bolshoi se vaya a convertir en una compañía contemporánea pero sí renovarán su lenguaje dancístico con trabajos como la coreografía Romeo y Julieta , obra en la que se mezclan los lenguajes moderno y clásico.

"Tener ballets mucho más dinámicos, plenos y llenos de vida. Lo que haremos es cambiar el estilo. Si antes la escuela del ballet ruso era hermética yo quiero traer a participar en nuestros ensayos a coreógrafos de la escuela francesa, americana y tal vez cubana quienes, por cierto, tienen una escuela muy fuerte".

La propuesta de Ratmansky ya causó polémica en diversos países. la puesta en escena de Romeo y Julieta que recientemente se presentó en el Barbican Center de Londres uno de los principales recintos artísticos de esa ciudad tuvo una mala recepción entre la crítica.

Ratmansky no desiste y explica: "Sí, habrá críticas pero vamos a luchar por ello. Atraer al ballet a los open mind , a quienes les gusta el drama, la pintura y las nuevas propuestas artísticas".

El Bolshoi se presenta a partir de este 13 de octubre en el Auditorio Nacional, espacio que por cierto, para el primer solista de la agrupación, no es el mejor foro para un espectáculo con estas caracertísticas.

?Giselle?, miércoles 13, jueves 14, viernes 15 y martes 19, a las 20.30 horas. ?Raymonda?, sábado 16 (20 horas), domingo 17 (12 y 18:30 horas) y lunes 18 (20:30 horas).



PUBLICIDAD