aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Desaprovechada la antropología física en México

Reúnen en una exposición fotográfica 114 años de esta ciencia, encargada de investigar restos humanos
Domingo 16 de diciembre de 2001 Elda Maceda | El Universal

La antropología física, actividad que nació en México como efecto de la intervención francesa, cumplió 114 años, periodo que se refleja en la exposición fotográfica que puede ser visitada en el pasillo biblioteca-auditorio Fray Bernardino de Sahagún, del Museo Nacional de Antropología.

Esta ciencia, que se aplica tanto a restos de seres humanos que vivieron en el pasado remoto, como a la dilucidación de crímenes, llegó a territorio nacional, directamente de Francia, país donde le dio origen el científico Paul Broca.

Presente en la apertura de la muestra, Arturo Romano Pacheco, especialista quien ha dedicado 55 años de su vida a la enseñanza y a la investigación en antropología física, comentó que esta disciplina es importante desde el siglo antepasado y que cada día cobra mayor relevancia, porque estudia al hombre desde sus orígenes más antiguos -hace cuatro millones de años- hasta el poblamiento americano a través de sus restos. En la actualidad, explicó, esta ciencia también estudia, conjuntamente con investigadores de otras especialidades, a la gente viva, su desarrollo, su cultura, pero de acuerdo con su modo de pensar, su entorno y el lugar donde se desarrolla, entre otros factores.

En México, informó Romano Pacheco, no llega a cien el número de antropólogos físicos, especialistas que por una parte se requieren en un número mayor, pero por otra parte, dijo, "como somos un país pobre, no hay suficiente dinero para aprovechar sus conocimientos y tienen que dedicarse a otras actividades".

Romano Pacheco aseguró que la antropología física, en su aspecto de investigación de restos humanos, juega un papel muy importante en su aplicación en ciencias forenses, por lo que los especialistas de esta disciplina reciben el llamado constante de las direcciones de servicios periciales de las distintas procuradurías para que dictaminen sobre restos humanos encontrados en distintos rumbos.

Los antropólogos físicos son conocidos de manera general en los medios de información, por su capacidad para identificar sexo, edad al momento de la muerte, a qué grupo racial pertenecen, qué estatura tuvieron y en el caso de lesiones, ofrecer datos que los médicos forenses puedan interpretar para identificar las causas del deceso.

En la sencilla ceremonia de apertura de la exposición 114 aniversario de la fundación de la sección de antropología física en México , el antropólogo José Francisco Ortiz Pedraza, director de la actual dirección especializada en la materia, refirió que fue en el siglo XIX cuando se creó una comisión científica francomexicana, como resultado de la segunda intervención francesa en México.

Refirió que una de las tareas más importantes de la mencionada comisión fue carcaterizar, conocer y describir a las poblaciones mexicanas tanto del pasado como de ese momento, a partir de las metodologías que ya existían como la craneometría que era una de las ciencias importantes del momento.

El antropólogo José Concepción Jiménez López, quien es coautor con Guillermo Vázquez, de la selección y la elaboración del guión museográfico de la muestra, planteó que el visitante al pasillo biblioteca-auditorio Fray Bernardino de Sahagún, del Museo Nacional de Antropología, conocerá la historia y la evolución de la antropología física en México.

"El Instituto Nacional de Antropología e Historia tiene el compromiso importante de divulgar esta disciplina, así como la investigación, tanto de las poblaciones pretéritas como actuales", expresó el especialista, quien detalló que la muestra se divide en cuatro temas: la antropología física durante la intervención francesa, el periodo de la revolución, la posrevolución y la época actual.

Una fotografía da cuenta de los huesos que localizaron y recuperaron miembros de la misión francesa, en sus primeras excavaciones en Tlatelolco. Cráneos deformados por enfermedades congénitas o adquiridas, también forman parte de la muestra.

En el recorrido, el espectador podrá conocer una fotografía del doctor Nicolás León, quien es uno de los personajes más importantes en el desarrollo de la antropología física en México.

Autor de alrededor de 245 libros, a León se le considera el padre de la antropología física en México por todas las contribuciones que hizo.

En el acervo osteológico del INAH es posible encontrar algunos de los ejemplares que León recolectó y dice la leyenda que ni siquiera la revolución le impidió seguir con su labor investigativa.

El rostro de Jesús Sánchez tiene un lugar importante en la exposición, ya que ocupa el sitio del fundador de la sección de Antropología física en el Antiguo Museo Nacional.

La galería de personajes continúa con el doctor Manuel Vergara, quien dedicó parte de su vida a la aplicación de la antropología física para indagar sobre las características de los criminales y hacer una clasificación.

Los horarios de visita de la exposición son de 9 a 19 horas, de martes a domingo, en el pasillo bibliotecaauditorio Fray Bernardino de Sahagún, del Museo Nacional de Antropología.



PUBLICIDAD