aviso-oportuno.com.mx

Suscrbase por internet o llame al 5237-0800




Plan B | Lydia Cacho

Sexo entre adolescentes

Mi nombre es Lydia Cacho Ribeiro, nací en 1963 en el Distrito Federal. Soy periodista y escritora. Desde hace 21 años vivo en Ca...

Más de Lydia Cacho



COLUMNAS ANTERIORES

Lunes 16 de agosto de 2010
17 comentarios | 16,177 lecturas

Todos los días miles de madres y padres sospechan o descubren que sus adolescentes ya tienen relaciones sexuales; no importa cuán liberal o conservadora sea la familia, nadie queda indiferente al saber que su hija de 15 años sostiene relaciones sexuales o que su hijo de 16 ha tenido varias parejas íntimas.

Casi el 50% de jóvenes de entre 14 y 18 años tiene una vida sexual activa o está a punto de comenzarla mientras usted lee estas líneas. ¿Qué hacemos ante este descubrimiento? Algunos lo celebran, otros castigan y humillan, otras familias quieren creer que si sus hijas se comportan como adultas deberán hacerse responsables de su vida sexual, otras de plano les mandan a un internado (donde seguirán teniendo sexo pero con más riesgo y tabúes). Podemos moralizar y escandalizarnos o buscar la manera de acompañarles en esta nueva etapa de una manera segura.

Lo cierto es que hay mucho que hacer frente a esta comunidad adolescente hipersexualizada, heredera de una gran carga de basura cultural que confunde el coito con la pasión, el sexo con el erotismo, la pornografía por internet con educación sexual, y la apropiación con el amor. Está circulando en México un libro denominado Mi hijo adolescente ya tiene sexo, ¿ahora qué hago? (Ed. Aguilar). Es una guía para enseñarnos a acompañar a las personas adolescentes a tomar decisiones más seguras, sensibles y confiables respecto a su vida sexual. Las autoras Maureen E. Lyon, una notable y experimentada sicóloga, y Christina Breda, experta en temas de salud, nos llevan de la mano para entender nuestros propios prejuicios y expectativas y la inutilidad del chantaje y las mentiras que las personas adultas usualmente dicen a sus hijos para intentar sabotear el ejercicio de la sexualidad. Nos dan técnicas precisas para lograr que la o el adolescente vea a sus padres como una fuente de apoyo y consejo y no como enemigo.

Las autoras, utilizando casos reales y soluciones efectivas, muestran la sexualidad como un tema integral relacionado con la cultura popular, el desarrollo sicosocial y de la autoestima, la violencia, la necesidad de afecto y aceptación, el sentido natural de búsqueda y exploración, pero también con el uso de drogas y alcohol y de conductas riesgosas. Nos ayudan a hablar sobre el embarazo adolescente y a tomar decisiones en familia que beneficien a nuestras hijas e hijos más que a nuestros miedos. Aportan datos confiables sobre la inefectividad de los programas de abstinencia sexual, así como sobre la importancia de comprender el descubrimiento del lesbianismo u homosexualidad de nuestra hija o hijo, cuando es el caso.

Ya contamos con suficientes diagnósticos sobre la pobre salud erótico sexual de las personas adultas en México, sobre los abusos, las violaciones, el aumento en el contagio de VIH-sida y papiloma. Conocemos la incapacidad que hemos tenido como sociedad para desarrollar nuevas formas de amor más sano, respetuoso y equitativo en que la juventud tenga una voz reconocida. Este libro sin duda nos ayudará a encontrar soluciones, pero sobre todo nos recuerda que no podemos exigir a la juventud que actúe responsablemente cuando las personas adultas renunciamos a la tarea de darles una educación sicoerótica sana para ayudarles a convertirse en adultas felices.

 



PUBLICIDAD




17 Comentarios Mostrar: Recientes | Polémicos | Votados
Comentarios: 1 - 17     

REPORTA  ABUSO
Este espacio es regulado por la propia comunidad. ¿Crees que el comentario, avatar o imagen que lo acompaña son inapropiados? REPÓRTALO
(Con cinco reportes el post será eliminado automáticamente)


Las Cruces 16 de agosto del 2010 23:01

Lidia, con todo respeto te digo que los especialistas, psicologos y demas , son pura TEHORIA, cuando un hijo o una hija empiezan a tener sexo, considerate afortunada si te enteras y despues lo unico que puedes hacer es conseguir al mejor precio una dotacion adecuada de CONDONES, es la unica ayuda que podras proporcionar a tu hijo o hija, porque en estos tiempos ante la presencia de tantas ofertas de sexo, todo es inutil, ni siquiera las oraciones, ya ves lo que esta pasando en el seno de la santa madre iglesia catolica romana y en antes CELIBE. Resignacion mi querida Lidia, Resignacion>

COATZACOALCOS 16 de agosto del 2010 22:37

DEFINITIVAMENTE, HAY QUE VERLO, COMO UN RETO DE NOSOTROS LOS ADULTOS, PARA ENCAUZAR A UNA JUVENTUD, QUE HA CRECIDO, ENTRE LA VIOLENCIA Y DESINFORMACION. ES UN TEMA FUERTE, DIFICIL, PERO PARA ABORDARLO COMO DEBE SER, NECESITAMOS DE PERSONAS COMO TU. ORIENTACION Y CULTURA, NO SON TEMAS FACILES DE ABORDAR,.

Cuernavaca 16 de agosto del 2010 21:44

La educación sexual o sobre sexualidad es fundamental para que los niños y adolescentes tengan y sepan cómo distinguir y evitar el abuso. Si promovemos la educación y no la ignorancia los gober preciosos dejarían de existir. Felicidades Lidya y gracias por la recomendación

D.f. 16 de agosto del 2010 19:04

Un cosejo a todos los chavos: El santo nuca lucho sin mascara

D.f. 16 de agosto del 2010 18:24

la suprema corte ya avalo todo .....si, todo es valido ahora......de q te preocupas????????

SAHUAYO 16 de agosto del 2010 18:03

EL TABU SOBRE EL TEMA SEXUAL, VIGENTE AUN EN MUCHOS PADRES DE FAMILIA, ES FACTOR IMPORTANTE SOBRE ESTE TEMA, ADEMAS DE SU IMPREPARACION PARA CONTROLAR Y ORIENTAR A LOS HIJOS, QUE SIN BASES FIRMES SON FACILMENTE MANIPULABLES E IRRESPONSABLES......

DeFe 16 de agosto del 2010 17:49

Lo que dice Lydia es cierto, los padres deben dejar de lado sus miedos y dar educación sexual. El problema es que muchas veces los padres no saben todo el contexto en el que sus hijos están inmersos. No tienen idea del efecto que tienen los medios y el internet en su forma de ver la sexualidad. Hay una indiscutible brecha generacional ahí. Muchas cosas que los padres consideran correctas o seguras tal vez no lo sean. O al revés. También hay que darle educación sexual a los padres.

El DeFectuoso 16 de agosto del 2010 13:40

Lydia!!! Siempre tan contradictoria! Ahora promueves el sexo entre adolescentes (sin importarte todas las consecuencias negativas que puede traer a su vida) y en contraparte condenas la prostitución... No cabe duda que tu moral esta toooda torcida!!!

BENITO JUAREZ 16 de agosto del 2010 12:09

URGE UNA GRAN CAMPAÑA PARA EL CONTROL DE NATALIDAD, DEBEMOS TODOS UNIRNOS EN ESTE ESFUERZO. ES PATÉTICO VER COMO HAY MILLONES DE NIÑOS SIN OPORTUNIDAD, MENDIGANDO Y TRABAJANDO COMO ESCLAVOS EN TODO EL PAÍS. DESGRACIADAMENTE MUCHOS DE ESTOS NIÑOS SON CARNE DE CAÑÓN PARA LA DELINCUENCIA. NOS HEMOS MOSTRADOS INDIFERENTES Y TENEMOS EL PROBLEMA ENCIMA DE NOSOTROS.

MEXICO 16 de agosto del 2010 11:56

Claro es que nos falta mucho en educacion sexual para enfrentar como padres esa problematica, voy a leer el libro, aun cuando mis hijos ya son mayores, y les recomendare lo lean, para cuando tengan que enfrentar esa situacion con los suyos. Gracias a Lydia y a las autoras por tocar un tema de tanta importancia para todos

Sn Goloteo D.F. 16 de agosto del 2010 11:09

Los apas estaran capacitados para orientar a sus chamukitos??? By the way... Tampoco todos los hijos, de una misma familia, son iguales.... Ta'cañon, aqui y en cualquier pais, pero tenemos que escucharlos primero y despues orientarlos!!!

Mexico 16 de agosto del 2010 10:15

Todos los chavos ven tele y creen que la vida es una novela y que entre mas sexo tienes mas importante eres. Las escenitas de las novelas y los comerciales excitan , o ¿a ustedes no?, y si luego nunca nadie ha tenido una formacion sexual adecuada para ser responsables, pues claro que se espera un boom de a bortos, nacimientos, conductas sexuales de nueva orientación, etc.

Aguascalientes 16 de agosto del 2010 09:50

Muchos padres se esfuerzan por facilitar la vida a sus hijos sin percatarse que limitan la madurez de estos. Entre mas les dan menos tienen.

Monterrey 16 de agosto del 2010 09:16

cuando yo estaba en al secundaria hace 20 años, las niñas no estaban tan desarrolladas como ahora. tambien no cualquiera tenia novia,en mi salon de clases era minoria los que tenian, hoy en dia es todo lo contrario. es raro que un niño no tenga novia.

Querétaro 16 de agosto del 2010 07:11

El censor parece automático: Veta lo que no entiende...

Querétaro 16 de agosto del 2010 07:07

La clave es fácil haberla dicho: El sexo implica responsabildades con personas y efectos. Lo demás está en sánscrito.

Pàtzcuaro, Michoacàn 16 de agosto del 2010 06:26

Va de décima: Más que la condenación/ de chavos viendo tan mal/ un desfogue natural,/ deben ser la educación,/ junto con la ilustración/ en texto que recomiendas,/ las más efectivas riendas;/ de nada hasta aquí han servido/ decirles sexo es prohibido/ ni las tardías reprimendas.


Crea comunidad. Comenta, analiza, critica de manera seria. Mensajes con contenido vulgar, difamatorio o que no tenga que ver con el tema, serán eliminados.

Lee las normas | Políticas de uso | Políticas de privacidad




Mostrar: Recientes | Polémicos | Votados
Comentarios: 1 - 17     

REPORTA  ABUSO
Este espacio es regulado por la propia comunidad. ¿Crees que el comentario, avatar o imagen que lo acompaña son inapropiados? REPÓRTALO
(Con cinco reportes el post será eliminado automáticamente)