El Universal Columnas
 
 Buscar en: 
 
 
   
    Gran Angular
Raúl Rodríguez Cortés
18 de octubre de 2006

Tabasco y las cifras electorales

El 2 de julio, en la elección presidencial, Andrés Manuel López Obrador obtuvo en Tabasco 506 mil 576 votos, 56.21% de los sufragios emitidos. Alcanzó 166 mil 219 votos más que Roberto Madrazo , su más cercano contrincante, con una ventaja de 18.5 puntos porcentuales. Esta abrumadora diferencia quedó ratificada ese mismo día en las elecciones de diputados federales y senadores. El PRD logró en la primera 464 mil 004 votos, 51.39% de los sufragios emitidos, 102 mil 647 votos más que el PRI, una ventaja de 11.3 puntos porcentuales, y obtuvo en la segunda 467 mil 903, 51.67% de los votos emitidos, 105 mil 255 más que el PRI, una ventaja de 11.62 puntos porcentuales.

De manera que la ventaja promedio del PRD sobre el PRI en aquellas elecciones del 2 de julio fue de 13.83 puntos porcentuales.

En las elecciones de gobernador realizadas en Tabasco el pasado domingo, 15 de octubre, el PRI le dio una vuelta radical a la tortilla y, de acuerdo con los resultados preliminares, su candidato Andrés Granier obtuvo 422 mil 318 votos, 52.92% de los votos emitidos, 80 mil 352 más que el candidato del PRD César Raúl Ojeda, una ventaja de 10.07 puntos porcentuales.

Así que la ventaja de 13.83 puntos lograda por el PRD sobre el PRI en las elecciones federales del 2 de julio es casi igual a la de 10.07 puntos alcanzada por el PRI sobre el PRD en la elección de gobernador del 15 de octubre.

¿Es posible en tres meses y medio un cambio de preferencia electoral tan radical? ¿Es verosímil?

¿Fue esto consecuencia de una mala candidatura del PRD, del desplazamiento que hizo López Obrador de César Raúl Ojeda al pretender apoyarlo, de su radicalización poselectoral, de las divisiones en el partido del sol azteca, del autoritarismo y la ineficacia del PRD en los gobiernos municipales, o de una combinación de todos esos factores?

¿O acaso fue consecuencia del apoyo que el gobierno priísta de Tabasco dio a su candidato Granier, de la campaña sucia que enfatizó también aquí en el carácter peligroso de Ojeda, AMLO y compañía, del excesivo gasto de campaña, del amago policiaco de que fueron víctimas militantes perredistas, o de irregularidades hasta ahora no documentadas pero que el PRD piensa llevar a los tribunales para impugnar la elección?

Lo ocurrido en Tabasco podría ser una señal contundente del tamaño del declive político de López Obrador, o del rápido retroceso de las simpatías ganadas por el PRD en la elección presidencial, pero también podría ser un reflejo del tamaño de la maniobra que sigue en marcha para aniquilar la resistencia civil que enarbolan.

Instantáneas

1. Hay denuncias documentadas por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos de que los ocho activistas del PRD detenidos en Tabasco, el miércoles pasado por la noche, y presentados ante el Ministerio Público hasta el sábado por la mañana, fueron capturados con lujo de violencia, estuvieron secuestrados por 48 horas en una mazmorra, atados de manos, vendados de los ojos y permanentemente amenazados de sufrir daño físico. Todo esto en las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública del estado.

2. El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación anunció ayer que recontará 214 de las 499 casillas impugnadas por el PRI en la elección de gobernador de Chiapas. Juan Sabines, del PRD-PT y Convergencia, quien aventaja con 6 mil 282 votos (0.55%) a José Antonio Aguilar Bodegas, del PRI-Partido Verde, dice no creer -a pesar de la cerrada diferencia- que el recuento revierta su victoria. Nos vemos el viernes en este Gran Angular.

rrodriguezangular@hotmail.com

 
 
- A   A   A +
El UNIVERSAL | Directorio | Contáctanos | Código de Ética | Avisos Legales | Mapa de sitio
© 2006 Copyright El Universal Online México, S.A. de C.V.