El Universal Columnas
El Universal Universal, ElUniversal, México, Mexico, DF, Periódico, Periodico, Noticias, Información, Informacion, Clasificados, Avisos, News, Newspaper, Information, Editoriales, Columnas, Internacional, Nación, Nacion, Estados, Ciudad, Finanzas, Deportes, Espectáculos, Espectaculos, Cultura, Galería, Galeria, Clima, Horoscopos, Aviso, Oportuno, Dinero, Fotogaleria, Ocio, Especiales, Compras, Entretenimiento
 
 Buscar en: 
  
 
   
    Sexualidad
Patricia Kelly
17 de agosto de 2005

Un cambio de vida, género e identidad


Le envío la presente para solicitarle información acerca del proceso de hormonización de un chico que desde hace tres años, es decir, cuando tenía 16, vive como mujer. Él es un hombre biológico pero cambió su preferencia sexual a vestirse, arreglarse, comportarse y trabajar como mujer. Para él no representa ningún problema, ya que siempre se ha sentido mujer y en su familia lo aceptan como es. Soy su pareja, soy bisexual, y he decidido unirme a ella. Le escribo porque ya llevamos dos años juntos y en varias ocasiones me ha dicho que quiere hormonizarse porque sabemos que esto le traería muchos beneficios, por ejemplo, que le saldría busto, pues no tiene; también que disminuiría su vello facial; le cambiaría la voz, etcétera. Ambos esperamos que su cuerpo se moldee como el de una silueta femenina. Ya investigamos y sabemos que las hormonas ayudarían a esta transformación repartiendo la grasa corporal por glúteos, caderas, etcétera. Su figura ya es femenina, pero el tratamiento ayudaría a reafirmarla de forma más notoria. Acudimos con una especialista en el tema y estuvo como un año bajo terapia, y después de insistirle bastante con lo de la hormonización, mandó a mi pareja a hacerse unos análisis clínicos para que de acuerdo con los resultados pudiéramos iniciar el proceso. Los análisis cuestan como 2 mil 800 pesos y para nosotros es muy caro. Por eso recurro a usted para preguntarle, ¿habría otro lugar en donde le practicaran los mismos análisis por menos precio?, ¿esta terapeuta nada más quiere sacarnos dinero o de verdad son necesarios esos análisis?, ¿es posible que ella empiece su proceso de hormonización? Oriéntenos para poder llevar a cabo este sueño que tanto deseamos, ella se quiere sentir como una mujer completa. Israel.

Antes que nada deseo agradecerles su confianza y espero poder dar respuesta a sus inquietudes. Su pareja, que originalmente es un varón biológico, no "cambió de preferencia sexual a vestirse y arreglarse como mujer", sino que tuvo la necesidad de vivir de otra manera. Como usted lo afirma, el siempre se ha sentido mujer, y esas personas son conocidas como transexuales. Una de sus principales características es "sentirse atrapadas en un cuerpo que no les corresponde", de ahí la necesidad de transformarse y vivir como el sexo opuesto. No es una simple decisión, es una imperiosa necesidad y no se trata simplemente de vestirse de hombre o de mujer de un día para otro, sino que este cambio se lleva a cabo en varias etapas.



Paso decisivo

En condiciones óptimas e ideales, una reasignación de género como la que pienso desea su pareja se lleva por lo menos dos años de trabajo terapéutico. Durante estos meses se combina el trabajo del siquiatra y el terapeuta sexual que determinará si la persona está sana y en condiciones de enfrentar este cambio.

Deben quedar descartados problemas de personalidad y otros padecimientos siquiátricos. Una vez aprobada esta etapa, la persona vive durante varios meses de acuerdo con su nueva imagen, en este caso, su pareja ya lo hizo, vive y se desempeña como mujer.

Después se suma el trabajo del endrocrinólogo que después de algunos análisis de laboratorio que sí son necesarios, procederá a determinar qué tipo de tratamiento y en qué dosis se aplicarán las hormonas, pues no se trata de engordar ganado, sino de la transformación del cuerpo de una persona, así que se debe proceder con conocimiento y ética profesional.

Por algún momento sentí en la carta, que por cierto presenté de forma sintetizada, que usted espera un cuerpo idealizado, piensa que las hormonas van a producir un cuerpo tipo Barbie, pero no es así, pues sí modifican muchas cosas, pero también hay que tomar en cuenta las condiciones físicas de la persona que las toma.



Cirugías extraordinarias

La siguiente etapa, cuando así lo desean las personas, es la transformación corporal total. Un hombre modifica su cuerpo masculino y lo convierte en femenino, o viceversa.

La intervención del cirujano plástico es fundamental, los profesionales de esta especialidad hacen maravillas en los quirófanos mexicanos.

Un pene puede convertirse en un saco vaginal, o la piel de los testículos en labios mayores. Tenemos varios médicos que han realizado operaciones extraordinarias. Esta alternativa es opcional, ya que hay personas que sólo llegan a la etapa de hormonización, porque la cirugía es muy costosa y además dolorosa; o porque simplemente desean conservar características del cuerpo, ya sea femenino o masculino.



Nueva identidad

Hay un asunto que sigue siendo un grave problema para los y las transexuales: su nueva identidad legal. Ha sucedido que por "cambiar de sexo", muchas personas no logran acreditar sus estudios académicos, tienen dificultad para enfrentar procesos legales (herencias, demandas) y todo porque en nuestro país todavía no hay leyes que protejan a quien se vea en la necesidad de vivir estas transformaciones. Si yo era Raúl, cómo y dónde tramito mi acta de nacimiento como Estela, dónde acredito mis estudios, cómo se asume legalmente mi nueva identidad.

El proceso de ser aceptado (a) por los familiares y amigos también tiene su grado de dificultad, porque para un buen número de padres y madres resulta difícil aceptar que en lugar de un hijo ahora tengo una hija o al revés.

En el trabajo se complican todavía más los trámites, sin embargo, en el caso de los familiares cercanos se pueden integrar a una terapia que les ayudará a entender y aceptar la transformación del ser querido. Para algunos es difícil, pero se puede. Como se habrá dado cuenta no es un asunto sencillo modificar la identidad sexual, tampoco es fácil encontrar un terapeuta capacitado para acompañar a una persona transexual o transgénero.

Soy de la opinión de que antes de dar cualquier medicamento se lleven a cabo diversos exámenes y también coincido en que la terapia sexual previa es indispensable. El laboratorio donde les cotizaron los análisis es uno de los más baratos, sin embargo, existen otras opciones que pueden buscar.

Una vez más le agradezco la confianza y le invito a consultar y presentar su caso al doctor David Barrios Martínez que es reconocido por su experiencia en casos de transexualidad y transgerismo.

Acuda con su pareja para que ambos reciban la orientación de uno de los mejores sexólogos con los que contamos en el país. Puede localizarlo en Caleidoscopía en los teléfonos 5601-2892 y 5601-4177.

¡Mucha suerte! Fax: 5424-0771 / patricia.kelly@eluniversal.com.mx

 
BÚSQUEDA
Autor:  
Columna:
 

PERFIL
 
Periodista egresada de la UNAM con 30 años de carrera profesional en la radio mexicana. Es pionera de los programas de radio dedicados a la educación y salud sexuales: Prohibido Tocar, Estrenando Cuerpo, Intimo y Séptimo Sentido. Su experiencia en esas áreas la integra hoy a EL UNIVERSAL.
 
Columnas anteriores
 
Diabetes y depresión ¿afectan la vida erótica? 2007-01-07
 
Propósitos de Año Nuevo para nuestra vida erótica 2006-12-31
 
Hay que despedir el año gozando de la buena música, poesía y la cachondería 2006-12-27
 
La lucha cotidiana contra la ignorancia y la inseguridad 2006-12-24
 
El amor "gana espacios" 2006-12-20
 
 
- A   A   A +
El UNIVERSAL | Directorio | Contáctanos | Código de Ética | Avisos Legales | Mapa de sitio
© 2007 Copyright El Universal Online México, S.A. de C.V.