El Universal Columnas
 
 Buscar en: 
  
 
   
    En la Línea
Félix Fuentes
08 de agosto de 2004

Senadores de PAN y PRI, atacados por reforma al IMSS
Los custodiaron policías y salieron por puerta trasera


En penosa jornada legislativa, como no se recuerda otra, granaderos y policías federales custodiaron a los senadores para aprobar reformas a la Ley del Seguro Social, las cuales no resolverán la quiebra financiera de la institución, pero sientan grave precedente para romper la conciliación laboral e integridad de contratos colectivos de trabajo mediante albazos a través del Congreso.

A toda carrera, sin dar lugar a un análisis juicioso, 82 senadores se pronunciaron a favor de una reforma que levanta a la clase obrera contra el gobierno de Vicente Fox. Se declararon en contra 22 y dos se abstuvieron.

El resultado pulveriza cualquier intento de unidad nacional debido al apoyo de senadores y diputados priístas que inexplicablemente se unieron al panismo. Se culpa en primer término al líder tricolor Roberto Madrazo y al coordinador en la Cámara Alta, Enrique Jackson, de resquebrajar al Revolucionario Institucional.

Les gritó el perredista Elías Moreno Brizuela que ni con el chileno Augusto Pinochet se observó "tanto autoritarismo" y cuestionó compromisos del PRI con panistas. Preguntó si fue el resultado electoral de Oaxaca o algún otro. El proceso oaxaqueño no es suficiente y menos el presunto perdón a Echeverría para llegar a semejante acuerdo.

Los duros cuestionamientos obligaron a algunos legisladores del PRI a apoltronarse en sus escaños, como no queriendo dar la cara. De entre los votos tricolores destacaron los de dos ex directores del IMSS, Emilio Gamboa Patrón y Género Borrego Estrada.

Sorprendió la actitud de Carlos Rojas, conductor de Solidaridad en el gobierno de Salinas de Gortari, al apoyar la moción suspendida planteada por Serafín Ríos Álvarez del PRD y defendida por el coordinador del mismo partido, Jesús Ortega, quien calificó de obsceno el argumento de justificar la reforma. Es falso el interés del gobierno por la institución y busca deshacerse de su responsabilidad de brindar atención médica y garantizar pensiones dignas, denunció.

En ese ambiente de reproches con la Cámara Alta copada de policías, la mayoría de senadores se reunió en la Torre del Caballito, y se les llevó en tres autobuses a Xicoténcatl 9, donde eran esperados por una furiosa multitud que les recordó todo y lanzó contra los autobuses botellas, palos y cuanto tenían a la mano.

Fue una vergüenza ver a los senadores, algunos con rostro de miedo, entrando en fila al recinto parlamentario. Peor fue la salida por una puerta lateral de hecho trasera, habiendo aparecido en la entrada principal los perredistas, quienes saludaron a parte de una multitud que a las 2:30 horas de la madrugada de anteayer emitía duros ataques al director del IMSS y al gobierno.

¿Qué habría dicho Belisario Domínguez, a quien por defender la patria le cortó la lengua el usurpador Victoriano Huerta, si hubiese visto al presidente del Senado de hoy, Enrique Jackson, salir a hurtadillas del recinto parlamentario?.

Tampoco en esta ocasión quiso perder la oportunidad Vicente Fox de decir algo. Afirmó: "¡No es el gobierno federal el que está negociando!". ¿Entonces no se pasó 18 meses Santiago Levy en pláticas fracasadas con el líder Roberto Vega?.

A juicio del Presidente se trata de una institución tripartita en la cual "los trabajadores del sector privado, los empresarios y el gobierno federal formamos parte del Consejo de Administración del IMSS".

No hay trabajadores "del sector privado" en el tripartidismo. Y los patrones se han negado a dar la cara en el conflicto. Acuden al consejo a defender intereses y se van. Tampoco se ha aparecido el líder del Congreso del Trabajo, El Mugres Víctor Flores, y menos el viejito de la CTM, Leonardo Rodríguez Alcaine, quien a semejanza de un sketch de El Tata , debe estar por ahí en pijama y comiendo su cocol.

También manifestó el presidente Fox preocupación por que "no se alteren, ni siquiera un milímetro, los derechos ganados legítimamente y a través de trabajo duro por todos actores, trabajadores del IMSS". Que le pregunten al líder Vega y a dirigentes obreros de electricistas, telefonistas, STUNAM y de un centenar de sindicatos más, las consecuencias de ese destrozo a la conquista laboral en materia de pensiones y jubilaciones.

De gira por Los Cabos, BCS, Vicente Fox declaró su fracaso sobre las reformas estructurales y dijo: "A ver cómo se mueve el siguiente presidente, ojalá y tenga mas ingenio que nosotros".

Cuando se acercaron dos dirigentes seccionales del SNTSS y manifestaron su inquietud por la reforma hecha en el Senado, preguntó el guanajuatense: "¿Y a ti en que te afecta?".

El senador priísta Manuel Bartlett calificó de día triste la aprobación senatorial; dijo: "Se impuso la línea tecnocrática y antisocial más dura". Agregó que ya está embarcado el Senado porque se prefirió imponer una ley inconstitucional que cancela la conciliación entre IMSS y sindicato.

Al respecto, el líder del SNTSS declaró que se acabó la relación con Santiago Levy, a quien responsabiliza de todo, incluso de una huelga. "Ya no hay diálogo, excepto que sea con otro director".

Preguntó la ex dirigente del PRI Dulce María Sauri Riancho, qué necesidad tenía el gobierno de romper la relación de la institución y su sindicato.

Sin embargo, las modificaciones a los artículos 277 D y 286 K de la Ley del Seguro Social están hechas. Médicos, enfermeras y empleados en general de nuevo ingreso pagarán hasta el 10% de sus salarios para generar montos de pensiones y jubilaciones.

Debido a ello, el senador Jesús Ortega formuló la advertencia de que después seguirá el ISSSTE y seguramente se intentarán destruir contratos colectivos de trabajo en agravio del sector obrero. Dijo a los priístas que varios líderes sindicales de su partido pongan sus barbas a remojar debido a esa cruzada antilaboral.



García Zalvidea se impuso a Hendricks

Joaquín Hendricks, gobernador de Quinta Roo, recibió un espectacular revés en su pleito de años con el presidente municipal de Cancún, Juan Ignacio García Zalvidea, quien por decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación fue puesto en libertad y reinstalado en la alcaldía de ese lugar turístico.

A Hendricks le pasó de noche igual que a sus consejeros políticos que Zalvidea goza de fuero porque ganó su puesto por decisión ciudadana y el cabildazo asestado en el ayuntamiento y el Congreso local no se ajustó a términos legales.



Los años de Raúl en la cárcel

La cárcel deprime al más templado y sólo la terapia ocupacional mantiene a flote a quienes se niegan a claudicar. A Raúl Salinas de Gortari se le ha visto llorar y cada día se ilusiona porque en el siguiente termine la pesadilla de años.

Pulcramente vestido, el ingeniero civil que va a cumplir 58 años de edad llegó en un Lincoln negro aquel 28 de febrero de 1995, acusado de homicidio calificado en agravio de su cuñado José Francisco Ruiz Massieu, muerto de un tiro en el cuello el 28 de septiembre de 1994 en la calle de Lafragua. Al ingresar al Cefereso número 1, en Almoloya de Juárez, reflejaba un aire de seguridad.

Creía el influyente acaudalado que su arresto se debía a una equivocación y pronto saldría del apuro. ¿O no era consanguíneo de un primer mandatario que ejerció el mando en su apogeo, tal vez como ninguno?

Sin embargo, el hermano incomodo , como se le llamó cuando recibía culto del gabinete presidencial, políticos y empresarios del más alto nivel, ingresó al cubículo de cristales blindados donde le hizo un primer examen el doctor Eduardo Gómez Bernal.

Luego, a la soledad, a la fría celda de cuatro por cinco metros de amplitud, con una litera de cemento empotrada en una de las cuatro paredes pintadas de verde pistache. En lo alto la cámara vigila las 24 horas, sin parpadear un segundo, ni cuando se va a la letrina a ras del piso y sin tapa, ni cuando es tiempo de sesión conyugal. Todo queda filmado.

Fernando Gutiérrez Barrios platicaba que él y otros funcionarios visitaron presidios de varios países y uno de Francia inspiró el diseño de Almoloya. Y, ¡oh maldición! La construcción de tan terrible cárcel fue autorizada por Carlos Salinas de Gortari, donde tiempo después ingresó su hermano.

En el cubículo de primera revisión, donde Raúl recibió ropa interior blanca, camisola, chamarra y pantalones café claros, había estado Mario Aburto Martínez, homicida confeso de Luis Donaldo Colosio. Allí sufrió crisis de pánico y se desvaneció en tres ocasiones, por lo cual hubo de inyectarlo el doctor Gómez. Eso y más ocasiona el encierro.

Particular impresión padeció Raúl cuando le colocaron en el pecho el cartel de "SCEFERESO G0597AJ-95" para ser fotografiado. Comprendió que aquello iba para largo y nada podría hacer por él.

En esos días, marzo de 1995, tuve una áspera plática con el presidente Ernesto Zedillo. En gira por Tlaxcala le pregunté si la consignación de Raúl le ocasionaría problemas con CSG. "Yo no lo encarcelé, fue el procurador (el panista Antonio Lozano Gracia)". "Pero usted nombró al procurador y es responsable del gobierno", le repliqué. "¡Pues no!, yo respeto al presidente Salinas, fue un gran transformador y trabajé con él", repuso alterado. Insistí: "¿Esto significa el rompimiento con su antecesor?". "¡De ninguna manera, quien le ha causado un daño moral es su hermano!". "Sin embargo, alguien que mete a la cárcel a un hermano...", me cortó la frase y dijo que no deseaba distanciarse de CSG. Sabemos el des-enlace: un odio irreconciliable surgió entre dos ex mandatarios, que culminó con aquella llamada telefónica filtrada, en la cual Adriana Salinas hizo recriminaciones fuertes a Raúl.

En Almoloya parecía resignarse el preso 597. Prometió al doctor Gómez dejar de fumar y se refugió en libros como La Divina Comedia de Dante Alighieri, cuya lectura de los capítulos del Infierno y el Purgatorio le debieron causar profundas reflexiones en horas del silencio brutal, en la celda donde se pierden razón y noción del tiempo. La ventana de 50 por 30 centímetros permite el paso de una luz pálida e incrementa la desesperación.

Un gran golpe para el presidiario sucedió el 13 de abril de 1996, cuando le dictaron la formal prisión por "enriquecimiento ilícito". Se le vio profundamente deprimido. El doctor Gómez lo encontró con los ojos llorosos, sentado en un banco de cemento y los brazos sobre una mesa del mismo material frío. "¿Cómo se encuentra, don Raúl?", interrogó el galeno. "Pues ahí, más o menos doctor".

Lejos quedaron los días de gloria alrededor del mundo, las fiestas en la hacienda Las Mendocinas. Y su hermano viajando de Nueva York a Cuba, o de regreso, o disfrutando de la plácida Irlanda, sin decidirse a volver a la nación.

En ocasiones Raúl cuenta chistes al doctor Gómez, quien se convirtió en su confidente. "De mi participación en el asesinato de mi ex cuñado del que me acusan nada es cierto, siempre tuvimos nuestra amistad, hicimos varios tratos juntos, inclusive éramos compadres; nuestra relación no se deterioró con el divorcio de él y mi hermana (Adriana) y seguí teniendo una relación profesional con él. Soy inocente de este homicidio, lo mismo que ese muchacho (señaló a la celda de Othón Cortez), los dos somos chivos expiatorios", relató.

Sin embargo, los abogados de Salinas no han demostrado su inocencia. Le fue rebajada la pena a 25 años y probablemente logre la libertad mediante un amparo. ¿Pero cuándo?

Raúl logró el cambio de prisión. Dejó Almoloya, donde continuarán confinados Mario Aburto, Don Neto , Caro Quintero, El Mochaorejas , Caletri y tantos otros. De allí se llevó Salinas las fotografías y tarjetas de sus hijos, adornadas con corazones rojos y pensamientos como el de "te quiero mucho". Ahora está en Almoloyita .

Quedó el terror atrás. El culpado está en otro presidio menos tétrico, pero cárcel al fin. El tiempo vuela. Ha padecido nueve años bajo la sombra. Raúl lee y relee sus expedientes, convirtiéndose en el mejor abogado de sí mismo.

felixfuentes@prodigy.net.mx / enlalinea@hotmail.com

 
BÚSQUEDA
Autor:  
Columna:
 

PERFIL
 
Félix Fuentes emprende todos los días una carrera contra el tiempo, ese tirano que lo obliga a multiplicarse para estar al día. Descubre en la Internet la herramienta de trabajo ideal, aunque quisiera que los días tuvieran 48 horas, para obtener más información. Disfruta del golf sólo un poco menos que de su trabajo indisolublemente ligado a la política, aunque para ambos, dice, se requiere sensibilidad e inteligencia.
 
Columnas anteriores
 
 
- A   A   A +
El UNIVERSAL | Directorio | Contáctanos | Código de Ética | Avisos Legales | Mapa de sitio
© 2007 Copyright El Universal Online México, S.A. de C.V.