Se encuentra usted aquí

Vientos de cambio en gadgets

09/02/2018
10:30
-A +A

#LaVozDeLosExpertos

In order to fix it, you need a
passionate anger about something that doesn't work well
—James Dyson

Me parece que se le atribuye a Séneca la frase que dice ‘si no sabes cuál puerto es tu destino, ningún viento es favorable’. Me pongo náutico porque así empieza la historia de Dyson, la empresa Británica de tecnología fundada por Sir. James Dyson y actualmente enfocada en el diseño y manufactura de productos para el hogar; en especial limpieza, aire y cabello. El ingeniero empezó el negocio resolviendo problemas como el de una plataforma flotante que pudiera mover barcos enteros sin hundirse (problemas de vivir en una isla, por eso mis referencias náuticas), pero la historia de lo que vino después es aún más interesante.

En este momento el nuevo puerto al cual apuntan los aires de las sorprendentes máquinas de Dyson, es México. Y para conquistarnos utilizará su talento para innovar en el que implementen y fabriquen, complementando con talento para comunicar y talento para cuidar clientes, buscando generar mejores experiencias. Esto debajo de la persona que hace las preguntas adecuadas y listo, gente enfocada en los problemas que van a resolver. En el caso de Dyson ellos resuelven problemas del tipo: manos que secar, casas con pisos sucios, habitaciones con aire contaminado y gente con cabello que

secar y/o peinar. No, esos problemas no estaban resueltos, tal vez estaban “controlados”, pero no resueltos.

Me siento junto a Verónica Alanis, regiomontana, Advanced Design Engineer, contenta pero cansada tras un día de demostraciones de los productos a diferentes medios. Platicamos un rato, me cuenta como llegó a la empresa, y parte de su desarrollo dentro de la misma en interesantes proyectos. Entiendo que estudió diseño industrial pero después se quitó la espinita ingenieril en Escocia. Lo más divertido, me platica a mi y a otros presentes, es que desde niña quiso ser espía, detective, lo que explica su lado analítico para resolver misterios.

Hay misterios que son difíciles de desenredar, casi tanto como el cabello largo mojado. Justo siendo uno de sus proyectos el Supersonic es una secadora de pelo como ninguna otra. Pero para llegar a esta máquina, tenemos que hablar de otras dos: la aspiradora y el purificador de aire. Los tres usan un motor que gira a más de 110 mil revoluciones por minuto (5 veces más rápido que un motor de Fórmula 1) y que genera un #ruidoblanco de una frecuencia mínima y, agradable.

Los tres productos buscan resolver problemas controlados pero no resueltos. El precio de la innovación que obtienes al comprar un producto de Dyson muy bien lo vale. Cientos de kilómetros de cabello analizado para hacer una secadora que no quema el cabello y mantiene su brillo natural (que conlleva toda una ciencia). Una aspiradora que tiene tal poder de succión que no permite que los ácaros caven al fondo del cojín para sobrevivir. Un purificador programable desde el celular, que cuida el aire que respiras, ofreciendo más calidad de vida.

Vaya tarea que realizan los cientos de ingenieros en cada uno de los proyectos, todavía más el poder ver que hay talento mexicano metido detrás de que esta innovación llegue a los hogares de quienes pueden pagar estas soluciones hoy. Suena interesante lo que vienen a ofrecer. No soy el único que lo piensa así, los números hablan, y hoy, su tiempo de entrega en preventas es de 10 o más días.

 

 

COMENTARIOS