Se encuentra usted aquí

Sigue defensa de la neutralidad

02/03/2018
08:00
-A +A

#LaVozDeLosExpertos

En diciembre del año pasado, la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos (FCC), presidida por Ajit Pai, votó para derogar las regulaciones relativas a la neutralidad de red, establecidas durante la administración del presidente Obama.

El 23 de abril daría inicio una nueva era en Internet. Proveedores de servicios como Comcast y Verizon podrán tener “carriles rápidos" y bloquear o discriminar determinados contenidos, decidiendo la suerte de todo aquel contenido que resulte contrario a sus intereses comerciales.

La FCC sostiene que las leyes antimonopolio podrán impedir que los proveedores de servicios obstaculicen a sus competidores.

Sin embargo, los defensores de la neutralidad advierten que pronto veremos líneas rápidas en Internet. Los proveedores de banda ancha permitirán que algunas compañías paguen por tratamiento prioritario en redes de banda ancha. Con el tiempo, las empresas que no pueden pagar por el tratamiento prioritario se quedarán atrás.

La iniciativa fue publicada oficialmente en el Registro Federal la semana pasada. Ello abre la oportunidad para que sea cuestionada legalmente. El congreso dispone de 60 días para presentar una resolución de desaprobación conforme a lo establecido en la Ley de Revisión del Congreso.

Por esa razón, el martes 27 de febrero, representantes demócratas, liderados por Ed Markey, senador de Massachusetts, presentaron un plan para “revertir la reversión”.

Markeley y el senador Ron Wyden (Oregon) llamaron a la iniciativa de Pai “the road to serfdom" (el camino a la servidumbre).

La resolución actualmente cuenta con el apoyo de 50 senadores y 150 representantes de la Cámara que se oponen a la derogación de la neutralidad de la red. En el Senado solo necesitan el apoyo de un senador más (necesariamente republicano). En cambio, en la Cámara requieren el apoyo de 68 representantes más. Si los demócratas llegan a reunir el número de votos, el presidente Trump tendría que aprobar y firmar la resolución.

La apuesta de los demócratas responde a la necesidad de ir perfilando el tema de la neutralidad como algo electoral que podría restarle simpatías al presidente Donald Trump ante una eventual reelección. Conviene tener presente que la neutralidad de la red incluso es tema de gran interés para los simpatizantes del Partido Republicano.

En otro esfuerzo por contener la iniciativa de Pai, Marsha Blackburn, representante de Tennesse, presentó una iniciativa en el congreso que prohibiría a los proveedores de banda ancha bloquear el contenido legal.

En el mes de enero, 21 fiscales generales del estado, dirigidos por Eric Schneiderman, de Nueva York, demandaron bloquear las nuevas reglas y restaurar las anteriores. A tal iniciativa se sumaron varios grupos de defensa del consumidor así como compañías como Facebook, Google y Netflix.

Además, las organizaciones Fight for the Future, Demand Progress y Free Press Action Fund, y plataformas como Reddit, Tumblr, Etsy y Medium impulsaron un día de protestas en línea y fuera de línea (#OneMoreVote), el 27 de febrero con el fin de obtener el voto final para aprobar una resolución de la Ley de Revisión del Congreso (CRA) que podría bloquear la derogación.

El martes 27 de febrero, la legislatura del estado de Washington aprobó un proyecto de ley, que se espera sea firmado por el gobernador Jay Inslee, que impondrá amplias regulaciones en materia de neutralidad de red a todos los proveedores de servicios de Internet (ISP) que operan en ese estado.

Con anterioridad, cinco gobernadores han emitido órdenes ejecutivas para restablecer algunos requisitos de neutralidad de red, pero están limitados a compañías que tienen contratos con el gobierno estatal.

 

 

COMENTARIOS

MÁS EN OPINIÓN