Se encuentra usted aquí

#DeleteFacebook y otras crisis

13/04/2018
08:00
-A +A

#LaVozDeLosExpertos

El pasado martes 10 de abril, en medio de la que es considerada la crisis más grave que ha enfrentado Facebook en su historia, Mark Zuckerberg, presidente y creador de Facebook, se vio en la necesidad de responder a los cuestionamientos de miembros de las comisiones de Judicatura y Comercio del Senado de Estados Unidos, tras el escándalo resultante de las revelaciones de Cambridge Analytica.

Sin embargo, esta no es la primera ocasión en que Facebook ha sido cuestionada por la manera en que maneja la información que le han confiado sus usuarios.

Como atinadamente documentó Emilio Godoy en la revista Proceso, en marzo de 2010 la red social fue acusada debido a que su servicio Beacon rastreaba las compras de los usuarios y compartía esa información con “amigos”. Para evitar el juicio, Facebook llegó a un acuerdo extrajudicial y pagó 9 millones 500 mil dólares.

En 2012 procedió de forma similar con otra demanda colectiva por haber utilizado los nombres de algunos usuarios, sin contar con su permiso, para promover determinados productos en la sección de historias patrocinadas. Por ello debió pagar 20 millones de dólares en un acuerdo extrajudicial.

En mayo de 2017, la autoridad francesa dedicada a la protección de datos penalizó a Facebook con 185 mil dólares.

Posteriormente, el 11 de septiembre de 2017, la Agencia Española de Protección de Datos anunció que impondría a Facebook una multa por 1 millón 481 mil dólares por violaciones a la regulación en materia de protección de datos.

El movimiento #DeleteFacebook no puede ser considerado como un simple efecto de la crisis que suscitó el escándalo Cambridge Analytica. En realidad, sobre Facebook pesa un amplio historial de señalamientos y sanciones por vulnerar sistemáticamente la privacidad de los datos de sus usuarios.

Julian Assange ha recordado a sus seguidores que es muy imprudente confiar todos sus datos personales a un «megalómano» que llama a sus usuarios «tontos jodidos».

A Brian Acton, cofundador de WhatsApp, se le atribuye el surgimiento del movimiento #DeleteFacebook a partir de la publicación de la etiqueta en redes.

Elon Musk, fundador de SpaceX y Tesla no dudó en sumarse a la iniciativa y dio de baja en Facebook las páginas de Tesla (que tenía más de 2 mil 400 millones de “Me Gusta”) y Space X (con más de 2 mil 700 millones de seguidores). Además, existen versiones no del todo confirmadas de que Musk afirmó que estaba dispuesto a comprar Facebook con el fin de destruirlo.

El domingo 15 de abril, Steve Wozniak, el cofundador de Apple decidió sumarse a las protestas contra Facebook y también borró su cuenta “indignado” por la manera cómo Facebook maneja la información personal de sus usuarios.

Para salir lo mejor librado de esta delicada crisis, al parecer Mark Zuckerberg explora la posibilidad de ofrecer un servicio por pago “que protegiese de otras maneras la información de sus usuarios”.

Por todo lo anterior, definitivamente sorprende el convenio que el Instituto Nacional Electoral (INE) celebró con Facebook. Los comisionados sencillamente decidieron ignorar el amplio historial de señalamientos y sanciones que ha recibido Facebook en el mundo por vulnerar la privacidad de los datos de sus usuarios.

Frente a los comicios más delicados en la historia de los años recientes, el INE debería sumarse a la iniciativa #DeleteFacebook.

 

COMENTARIOS

MÁS EN OPINIÓN

NOTICIAS DEL DÍA