Se encuentra usted aquí

El PND sigue a la baja

29/09/2017
01:22
-A +A

Es realmente una tristeza ver lo que sucede, desde  2007 a la fecha, con la elección de ganadores del Premio Nacional de Deportes y que tiene que ver con la poca importancia que se le ha dado a este reconocimiento a la gente involucrada con el deporte en México y a la sociedad misma.

Considero que las partes involucradas, el jurado, los medios de comunicación, el COM, la Conade, deberían consensar más el otorgamiento de este reconocimiento y no politizarlo, como ha sucedido desde hace años.

Preocupa el desinterés que parece existir por parte del gobierno para premiar a estos deportistas; hemos visto cómo en algunas ocasione se aplaza la entrega, como si no le dieran la importancia que merecen los atletas y la gente involucrada en el ámbito deportivo nacional.

Recuerdo que en los seis años en el sexenio de Vicente Fox, realmente se trabajó para hacer que los ganadores disfrutaran ese momento, que de por sí es algo muy especial después de todo el esfuerzo. El hecho de reunir en un evento a toda la comunidad del deporte, en un desayuno en Palacio Nacional, con gente importante de este país como empresarios y todo el gabinete, y con un presidium muy relevante para la premiación le daba otro valor y hacía a los galardonados sentirse como eso, como los principales personajes del momento.

La entrega de este premio debería ser algo así de espectacular, lo mismo que todos los premios que entrega el gobierno, no solamente en el deporte. Si esto no es importante para la sociedad y una motivación para los niños, no entiendo qué más se pueda hacer para difundir la necesidad de que se practiquen más disciplinas en busca del alto rendimiento.

Debe difundirse lo más que sea posible, así como la forma en que se califica, se elige a los deportistas, para poder ganar este premio. Hay que apegarse a la ley, pero desgraciadamente en los últimos años no ha habido el interés para que este galardón lo ganen los deportistas que realmente tienen el derecho de hacerlo.

Exhorto se dé el valor a este premio y que las personas que tengan el derecho de ganarlo por sus méritos lo consigan. También considero importante que la gente que propone candidatos para este reconocimiento no quiera quedar bien, tienen que ser responsables de las propuestas que realizan. Tiene años que se ha devaluado y sería un buen momento para que recupere toda la importancia  que tiene y desafortunadamente  ha perdido por diferentes circunstancias. 

Nelson Vargas Basáñez nació en la Ciudad de México en 1942.

Comentarios