Se encuentra usted aquí

Está “con madre”

Tenemos en puerta uno de los clásicos más intensos que se juegan en el futbol mexicano
05/12/2017
00:30
-A +A
Me sorprende el sentimiento nacionalista ante la final regia entre Tigres y Rayados, que —a mi entender— debería ser considerada como un gran regalo para el aficionado en general, sea o no partidario de cualquiera de estos dos equipos. No hace falta sentirse identificados con estos colores para experimentar ansiedad para que comience a rodar la pelota; si nos gusta el futbol, deberíamos sentir todos lo mismo.

Y cómo no hacerlo, ya que llegan a la instancia final los dos mejores del campeonato regular.

Cómo no hacerlo, cuando tenemos en puerta uno de los clásicos más intensos que se juegan en nuestro circuito, que —siendo local o no— a la gente que nos gusta esto, sabemos reconocer lo que se juega cuando estos dos de La Sultana del Norte se ven las caras.

Cómo no hacerlo cuando chocan las dos nóminas más caras de México.

Cómo no hacerlo cuando prácticamente todos los jugadores de ambos planteles justifican semana a semana cada dólar devengado.

Cómo no hacerlo cuando hablamos de dos equipos que dominan su sistema, le son fieles a su estilo y han demostrado más de una vez que es efectivo.

No, no nos cubramos con la bandera mexicana y critiquemos la cantidad de extranjeros que posee cada uno en su plantel. Hagámoslo con aquellos equipos (que son mayoría) que le reservan un espacio a los futbolistas extranjeros por sistema; es decir, por negocio y conveniencia personal.

Está claro que a todos nos gustaría ver más mexicanos recibiendo las mismas oportunidades y más mexicanos reciclados, tal y como se recicla el foráneo sin justificación alguna, pero en este caso, no cabe la queja: revisemos las listas de ambos equipos y encontraremos gran equilibro entre calidad y cantidad.

Para acabar pronto con el tema: si las inversiones de los clubes van a ser para esta clase de extranjeros, entonces bienvenida la apertura de plazas.
Una final esperada por años que llega en el mejor momento de ambas instituciones del norte.
Mejor, imposible, como imposible no pensar que: esto está “CON MADRE”.   

[email protected]

Comentarios

 

MÁS EN OPINIÓN