Se encuentra usted aquí

El legado y futuro del CEO de Femsa

20/09/2017
01:53
-A +A

A los familiares de los fallecidos y a todos los afectos por el temblor de ayer. Fuerza y solidaridad. México siempre ha demostrado ser más grande que sus penas.
Carlos Salazar Lomelín es un regio muy regio, pero avecindado por un tiempo en la Ciudad de México. Lleva 45 años trabajando en Femsa, el conglomerado de empresas más exitoso de México y América Latina que domina el retail con los Oxxo, las bebidas con Coca-Cola Femsa, las farmacias mediante una extensa cadena de marcas, las estaciones de gasolina con Oxxo Gas y hasta hace unos años buena parte del negocio cervecero con Cuauhtémoc Moctezuma.
Carlos Salazar y José Antonio Fernández Carbajal, presidente de Femsa, siempre hicieron buena mancuerna: ambos siempre fueron los últimos en decidir si compraban o no una empresa, si vendían o no otra. Por eso, en enero del 2014 El Diablo le cedió la dirección general del grupo, la cual dejará de ocupar en diciembre próximo para quedarse solo como consejero y asesor del presidente del Consejo, es decir, de Fernández Carbajal.
Será una gran pérdida para Femsa. Quizá no haya en la empresa otra persona que sepa más de los negocios del grupo que Carlos Salazar, aunque es modesto en aceptarlo. “Tenemos el mejor equipo en cada una de las áreas; ese es nuestro secreto”, me dijo una vez.
Lo cierto es que bajo su dirección la compañía hizo más de 20 adquisiciones en México, Latinoamérica y Asia, además de que encabezó la estrategia de entrar de lleno al negocio de farmacias y de gasolina. Salazar Lomelín, dicen sus conocidos y sus competidores, es un férreo negociador. Analiza el más mínimo detalle y es intuitivo: si algo le genera dudas, prefiere levantarse de la mesa y buscar otra opción. 
Cuando uno platica con Carlos Salazar, quien ha pasado por todas las unidades de negocio de Femsa, se da cuenta del porqué le tiene tanta confianza su jefe El Diablo Fernández: es una máquina de información y datos puntuales sobre cada una de las subsidiarias. Sabe de memoria, por ejemplo, cuántas transacciones hace Oxxo al día, qué es lo que más vende, cuántos clientes visitan sus unidades por zona geográfica y cómo operan los sistemas de la cadena de tiendas de conveniencia más grande de México.
No sólo eso. Carlos Salazar lo mismo ha hecho crecer empresas como Coca-Cola Femsa y lograr que se convirtiera en la mayor embotelladora privada del gigante de bebidas con sede en Atlanta, que ha impulsado “pequeños grandes” negocios como Imbera, que ya es el fabricante de refrigeradores comerciales más grande del mundo, con presencia en 43 países.
Salazar Lomelín también domina la logística del grupo, clave para la operación y rentabilidad de todos sus negocios. En Brasil, por ejemplo, Femsa es la empresa de logística y distribución más grande del país gracias a dos recientes adquisiciones, mientras que en México y Latinoamérica incluso manejan un negocio de carga fraccionada en el que utiliza su cuantiosa flota de camiones para transportar lo mismo camisas que muebles de un lado a otro del país.
Uno de sus planes es crear el “Uber del transporte de carga”.
¿El sucesor de El Bronco?
Femsa y sus principales directivos guardan una sana distancia con la clase política, pero siempre están al pendiente de lo que pasa y tienen una gran influencia en las decisiones de política pública. El Diablo Fernández y Carlos Salazar forman parte del grupo de empresarios regiomontanos que cabildean con los políticos del más alto nivel.
Actualmente, Carlos Salazar es presidente ejecutivo del Consejo Nuevo León, “un órgano transexenal, apartidista, consultivo y propositivo del Estado en materia de planeación estratégica y su evaluación”, del cual Jaime Rodríguez El Bronco es presidente del Consejo.
El plan de este organismo es hacer de Nuevo León un estado con niveles sostenibles de desarrollo económico y social a través de una ciudadanía “comprometida e instituciones eficaces que muestren respeto a la legalidad en todas sus acciones”.
Esta posición y su influencia en la política regiomontana lo han colocado como uno de los candidatos a sustituir al gobernador Jaime Rodríguez, quien comenzó ya las negociaciones con el Congreso del Estado para solicitar licencia a su cargo y competir por la Presidencia en 2018.
La salida de Salazar Lomelín de Femsa, en diciembre próximo, coincide con el periodo en el que El Bronco deberá ausentarse para competir por la presidencia de México en el 2018. 

Twitter: @MarioMal
Correo: [email protected]
Mario Maldonado es periodista de formación. Se graduó de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García y se ha especializado en asuntos de negocios, finanzas y economía en instituciones de México y...

Comentarios