El infierno en Tlalpan

El lunes pasado me referí al caso de Ana María Velázquez Colomer, una mujer que se enteró —por un papelito pegado en una parada de autobús— de una oferta de empleo bien remunerado en un rancho de Topilejo, salió de su casa para entrevistarse con el supuesto empleador, un tal “señor José Luis”, y no regresó. Desapareció. No se sabe nada de ella desde entonces.

Los pastores extraviados

Resulta difícil seleccionar cuál de tres decepciones ha sido mayor en las últimas horas entre amplios sectores de la sociedad civil a la vista del relevo del cardenal Norberto Rivera, quien en enero próximo cumplirá 20 años como la figura más importante de la Iglesia católica mexicana.

¿Perdón…? ¡Jamás!

El cardenal Norberto Rivera, otro de los grandes personajes ignominiosos pertenecientes al clero católico, absolutamente indigno de haber sido arzobispo primado de México, presentó su renuncia a su elevado cargo, misma que le fue aceptada en términos inmediatos por el papa Francisco. ¡No falta más! Los jefes del Estado del Vaticano se han tomado, en ocasiones, hasta siete años en aceptar una dimisión de uno de los jerarcas de la iglesia y en el caso que nos ocupa, fue aceptada en tan sólo unos meses de su interposición. Todo un récord. Por algo será…

Mr. Maid lava y plancha ajeno

El gobernador Humberto Moreira de Coahuila cometió en el año 2011 una audacia de fábula.

Entregó facturas falsas a la Secretaría de Hacienda por la friolera de 33 mil millones de pesos, y eso a pesar de que la Secretaría era parte del gobierno del partido opositor al suyo, y se puso a esperar la reacción, mordiéndose las uñas.

Solo hasta que le entregaron en su despacho el documento con el gran sello de APROBADO en letras rojas, sonrió.

Polo Polo se despide de los escenarios

N o es por intrigar, pero Polo Polo decidió su retiro definitivo de los escenarios. Se va con más de 40 años de triunfos y tras haber hecho historia en la evolución de la comedia en México y muchas partes de Latinoamérica.

Leopoldo Roberto García Peláez Benitez, mejor conocido como Polo Polo, nació un 9 de marzo de 1944 en León, Guanajuato. Miembro de una familia zapatera, se dedicó a ese oficio hasta que casi sin planearlo, un día estaba contando chistes en un bar local. Después de eso, ya nada volvió a ser igual.

El grupo que se apropio del PRI

Abrir el PRI a los candidatos simpatizantes externos no fue sólo una ocurrencia del presidente Peña Nieto para tratar de “salvar” a su partido de una derrota segura en las elecciones presidenciales de 2018 y darle un mínimo de viabilidad y posibilidades de triunfo a la fuerza gobernante que hoy, con todo y candidato “ciudadano” sigue en tercer lugar de las encuestas; en realidad cuando se dio la “línea” de Los Pinos para eliminar los candados que le imponían al priísmo la obligación estatutaria de postular a un cuadro militante a la Presidencia de la República, lo que se estaba trazando era

Páginas