Se encuentra usted aquí

El Cuau y su paso exprés… a la Presidencia

07/12/2018
00:46
-A +A

Por: Arlequín

A sólo unos minutos, y menos de 100 kilómetros de la Ciudad de México, se encuentra la bella capital del estado de Morelos, Cuernavaca, la “Ciudad de la eterna Sufridera”. 

Estado y ciudad que bien les haría que el presidente Andrés Manuel López Obrador les recomiende a los sacerdotes indígenas que le hicieron una limpia en pleno Zócalo el pasado 1 de diciembre, pues nada más no la ven llegar.

Ha probado con priístas, que para no fallarle a sus genes, salieron algo corruptos y algo ladrones; también han visto panistas, que les salieron protectores de capos del narcotráfico, y perredistas que con sus genes priístas, también resultaron buenos para los negocios familiares, para darle beneficios a los amigos y muy incompetentes para el combatir crimen.

Pero como no hay mal que dure 100 años, ni pueblo que lo aguante, al parecer los tiempos han cambiado, y ha llegado la salvación. Su nombre: Cuauhtémoc Blanco.

Héroe de mil batallas con el equipo América, y de otras tantas con la Selección Nacional de Futbol, don Cuauhtémoc es el prototipo del político de estos tiempos. Para qué quiere usted gobernadores que presuman de haber ido a universidades fifí en México, o fifi´s Universities, en Estados Unidos. Si alguien puede conducir un balón, llegar al área enemiga, hacer una gambeta, una cuauhtemiña, y meter un gol, bien puede gobernar un estado, otros con menos de eso son diputados o senadores.

De hecho, hay quienes consideran que no son un disparate las aspiraciones presidenciales de Blanco para 2024. No se ría, muchos se rieron cuando buscó la alcaldía, y otros se carcajeaban cuando buscó la gubernatura. 

Don Cuauhtémoc no solo es bueno en la cancha, sino que ya demostró de lo que es capaz fuera de ella, pues durante su gestión como alcalde de Cuernavaca, esa ciudad alcanzó niveles nunca antes vistos –en especial en materia de inseguridad y al alza-.

Sin embargo, el tema por el que don Cuau seguramente se ganará una estatua y una placa de bronce es la decisión que tomó de acabar con el paso exprés que conecta la autopista de Cuernavaca hacia el puerto de Acapulco.

Consecuencia de falta de inversión y de visión de quienes han gobernado Morelos, esa ha sido usada como un periférico para los habitantes de Cuernavaca. Pese a la prosperidad y crecimiento de la ciudad nunca nadie invirtió en una vía rápida en la capital del estado, para qué, si ahí está la autopista.

Para tratar de solucionar el problema, el gobierno de Enrique Peña Nieto, construyó el tristemente célebre paso exprés, una obra que como pocas puede ser interpretada como un ejemplo de ineficiencia en su construcción y por su muy sospechoso alto costo. El mentado paso fue construido sobre la autopista que va hacia Acapulco con el fin de garantizar que transporte público y privado que cruza por Cuernavaca lo haga de manera exprés, como corresponde a una autopista y para no dejar a esa ciudad sin una vía rápida se destinaron 6 de los 10 carriles para circulación local, y solo cuatro, dos en cada sentido, para que quienes van hacia Acapulco lo pudieran hacer de una manera más fluida.

Ahora, don Cuauhtémoc hizo valer su cercanía con el nuevo gobierno federal y logró que los carriles confinados a la circulación exprés sean abiertos, por lo que es cosa de días para que el tránsito de la ciudad vuelva a convertir ese paso en un tapón que en días pico puede significar varias horas de retraso en un viaje hacia Guerrero. 

paso_expres_paso_expres_retiro_divisiones_4.jpg
Cuartoscuro

Apunte esta gambeta del gobernador, pues en una jugada, ganó un periférico de 10 carriles. Eso sí, se cargó una vía rápida entre la Ciudad de México y Acapulco, pero que de eso se preocupe el gobernador priísta de Guerrero, y los turistas que quieren ir a la playa, él está para cumplirle a los morelenses y a los cuernavaquenses.

Si don Cuauhtémoc no afloja el paso, y toma decisiones como las de la carretera, seguro tendrá su paso exprés al 2024. No se ría, que la película es de miedo.

Me canso ganso: Y hablando de cosas que van sobre ruedas y sobre vía exprés, ya se abrió al pueblo la ex residencia presidencial de Los Pinos, ya se puso en venta el ex avión presidencial, ya  avanza la ley para quitar las pensiones a los expresidentes y la 4T está en marcha.  Ahora ya solo falta lo demás, la parte fácil.

***Fotografía: Cuauhtémoc Blanco en la toma de protestas de Claudia Sheinbaum. (Ivan Stephens / EL UNIVERSAL)

Más sobre el autor

Comentarios