Se encuentra usted aquí

Volcán de fuego, fin de sueño

Ahora cobra más sentido que Jugar golf es... Hacer amigos
Volcán de fuego, fin de sueño
06/06/2018
00:22
-A +A

Conocí Guatemala a invitación expresa de mi amigo y hermano Estuardo Gudiel, en aquel entonces flamante gerente general de prestigiado hotel en la capital. 

Impulsado por promover el golf en su país, me invitó a cubrirlo en el programa de televisión que yo presentaba llamado Sobre el Green en ESPN2.  Nunca imaginé que esa sería la primera de más de 25 ocasiones en las que visitaría el país, del que conocí no solamente los campos de golf sino también su gente, sus costumbres y sus tradiciones, de las cuales sencillamente me enamoré. 

Con el paso del tiempo, Estuardo, comprometido con este deporte, se aventuró a organizar eventos profesionales del entonces Tour de Las Américas. Me comunicó e invitó nuevamente a conocer la construcción y luego inauguración de La Reunión Antigua Golf Resort, un mega complejo turístico y golfístico de calidad internacional ubicado a los pies del Volcán de Fuego.
 
Las exhalaciones constantes lo convertían en toda una atracción. La cancha diseñada por Pete Dye, las 26 villas con jacuzzi y piscina privada junto con la inmejorable atención de los chapines, lo hicieron destacar internacionalmente. Recibí de Margarito Barreras (su primer gerente) todo el apoyo para promover la propiedad ante la comunidad golfistica de mi país.

Posteriormente fue Evelyn Ordoñez (nacida en Costa Rica, pero de corazón chapín como yo) el motor que siguió impulsando con cariño, profesionalismo y amor esta joya de la naturaleza a los pies del Volcán de Fuego. Mismo que el domingo 3 de junio decidió poner fin a la vida y sueño de mucha gente, al trabajo de todo un equipo. El volcán de 3 mil 763 metros de altura es uno de los tres activos que tiene Guatemala.
 
La primera erupción se produjo por la mañana, situación que disparó los mecanismos de seguridad y evacuación de este lugar. Por la tarde la historia fue diferente.  Las familias de Hipólito Pamal, Kevin Quiche y Fernando Paz  así como muchas otras hoy están de luto.
 
Ellos y otras 70 personas hasta hoy, se reportan fallecidas en las comunidades de Escuintla, Sacatepéquez y Chimaltenango

La decisión sensata de Evelyn Ordoñez para realizar el proceso de evacuación del personal impidió una tragedia mayor. Ante la desgracia hemos visto también escenas del “principio de la vida”, gente que con el dolor de la pérdida de un ser querido ha encontrado a otro entre los escombros y cenizas. Ayudar ahora es prioritario, sobre todo para aquellos que tuvimos la fortuna de conocer este bello lugar, hoy convertido en escombros. Ahora cobra más sentido que Jugar golf es... Hacer amigos.

 

COMENTARIOS

MÁS EN OPINIÓN