aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Van contra el notario 144; lo ligan a fraudes

Las autoridades capitalinas ahora van contra el notario 144, Alfredo Miranda Solano, dentro de la investigación de carácter penal que se sigue al descubrirse la red de coyotaje que operaba en el Registro Público de la Propiedad y Comercio del DF
Viernes 18 de abril de 2008 Alberto Cuenca | El Universal

alejandro.cuenca@eluniversal.com.mx

Las autoridades capitalinas ahora van contra el notario 144, Alfredo Miranda Solano, dentro de la investigación de carácter penal que se sigue al descubrirse la red de coyotaje que operaba en el Registro Público de la Propiedad y Comercio (RPPC) del DF.

Ayer, Raúl Espínola Gutiérrez, jefe de unidad en la Dirección General Jurídica del gobierno capitalino, presentó una denuncia ante la Subprocuraduría de Averiguaciones Previas Centrales de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal en contra de ese notario.

En la querella, Espínola Gutiérrez pide al Ministerio Público investigar las violaciones a la Ley de Notariado que presuntamente habría cometido Alfredo Miranda Solano, pues con el nombre y protocolo de esa oficina se ofrecían servicios notariales, se recibía dinero y se entregaban documentos que originalmente se tramitaban en una falsa notaría ubicada en la calle de Carlos J. Finlay número 15 de la colonia Cuauhtémoc, justo frente al Registro Público de la Propiedad.

EL UNIVERSAL dio a conocer ayer que al realizarse investigaciones sobre la red de coyotaje que operaba en el Registro Público, encabezada por el seudogestor José Guadalupe Ruiz Suárez, alias El Perro, se detectó que en el mismo predio donde se había instalado esta banda, funcionaba la notaría apócrifa número 94.

En estas investigaciones se dio a conocer que Higinio Guerra Velarde se ostentaba como el titular de esa notaría pirata, y que al ofrecer servicios notariales entregaba recibos de pago y documentos, pero con el domicilio y número de la notaría 144.

En la denuncia penal que ayer presentaron las autoridades capitalinas contra el notario 144, se argumentó que Alfredo Miranda presumiblemente tiene una oficina alterna en la calle de Carlos J. Finlay número 15, además de que presuntamente induce al error al ofrecer servicios notariales haciendo creer al solicitante que se trata del notario 94.

Como prueba ante el Ministerio Público sobre una presunta complicidad, las autoridades de la Dirección General Jurídica manifestaron que desde el año 2002, Higinio Guerra Velarde, el falso notario 94, trabaja en la notaría 144 ubicada en la calle Amores, en la colonia Del Valle.

La denuncia penal también se sustentó en una queja del ciudadano Carlos Delgado Calvillo, quien acudió ante esa Dirección Jurídica para referir que hace unos días solicitó un poder notarial a la oficina apócrifa; pagó 2 mil 100 pesos y a cambio se le entregaron dos recibos de la notaría 144, además de que el documento requerido se le entregó en esta última oficina.

Investigarán cuentas de notario

Pero además de la investigación penal, la Procuraduría Fiscal del Distrito Federal inició también una investigación en contra del notario 144, Alfredo Miranda, que incluye una revisión de cuentas bancarias y de recursos manejados en ese despacho.

En cuanto a la falsa notaría 94, se ha indagado hasta si cumplía con los usos de suelo, pues se descubrió que el inmueble ubicado en la calle de Carlos J. Finlay 15 tenía un permiso para operar como farmacia; sin embargo, ahí se encontraba la notaría apócrifa y una papelería que era el centro de operaciones de José Guadalupe Ruiz Suárez, alias El Perro.

La Ley de Notariado dice que un notario podrá establecer una sola oficina, además de que enfrentará sanciones de tipo penal si consiente que otros se ostenten con ese cargo; además, prohíbe colocar anuncios de asesorías o trámites notariales en oficinas de servicios y comercios que induzcan la creencia de que un notario labora ahí.



PUBLICIDAD