aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Bazar navideño del palacio, desierto

Ven difícil la situación porque aún no empieza la promoción en medios
Jueves 06 de diciembre de 2007 Fernando Martínez | El Universal

fernando.martinez@eluniversal.com.mx

Emilio González lleva 5 días en el bazar navideño que el gobierno capitalino organizó en el estacionamiento del Palacio de los Deportes para reubicar a los ambulantes que no fueron autorizados para vender en las romerías, y como muchos otros se quejó de los pocos clientes.

“Desde el sábado estoy aquí y para nada que entra la gente; vendo arbolitos artificiales de Navidad y me va de la patada. En Corregidora vendía hasta 30 o 40 pinos al día, en lo que llevó aquí sólo he vendido seis pinos”, lamentó.

Don Emilio estima difícil que la situación se componga porque aún espera la promoción que les ofreció la autoridad. “Pongo la radio y nada, ni en los periódicos”.

Decenas de vendedores reubicados en la zona D, en el poniente de ese estacionamiento, afirmaron que hasta ahora no han vendido ni una sola pieza, aunque mantienen la esperanza de que mejore la situación con el paso de los días, cuando la clientela tenga la necesidad de buscar regalos y con los Reyes Magos.

Los espacios de 1.30 metros cuadrados, aproximadamente, han sido marcados con pintura blanca; ayer por la mañana empleados del Gobierno del Distrito Federal se dedicaron a trazar los nuevos lugares en la sección C de la zona de aparcado.

Otro comerciante, Raúl Cruz, sí logró acomodar sus mochilas en uno de los diminutos lugares, y en cuatro días nada ha vendido.

Algunos otros comerciantes con mayor poder económico o influencia instalaron sus estructuras en espacios que abarcan cuatro, seis, 10 y hasta 14 lugares individuales juntos.

La señora Jovita, quien se ubicaba en la calle de Colombia, tampoco ha vendido. Sus muñecos de peluche de la figura de Topo Gigio y sus películas han sido acomodados una y otra vez, todos los días, desde el fin de semana. Así como salen de sus cajas, vuelven a entrar, ni una sola pieza vendida.

Nicasio Salud Cervantes, de 42 años de edad y que antes vendía en Anillo de Circunvalación expresó:

“No tengo lugar en una de las nuevas plazas, sé de algunos compañeros que sí y están aquí en el Palacio de los Deportes, pero de todos modos no se vende igual que en la calle. Todos dicen que el jueves, viernes y sábado probablemente vendamos bien”.

Nicasio Salud Cervantes vende pantalones y chamarras para niña, llegó desde el lunes y explicó que lleva algunas piezas porque casi no ha vendido en tres días; sin embargo, tiene que gastar en comida.

Alejandra Fernández tiene un puesto con esferas y adornos navideños y señaló que sus ventas bajaron 50% en comparación con lo vendido en esta temporada hace un año, en la calle de La Corregidora.

Ayer, el bazar era ocupado en 30% y la mitad del área era para vendedores independientes que decidieron buscar al director de Programas Delegacionales, Héctor Serrano, para obtener un lugar.

Decidieron hacer a un lado a los líderes, pues saben que muchos de ellos están vendiendo hasta en 5 mil pesos cada lugar.



PUBLICIDAD