aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Presentan iniciativa de ley sobre eutanasia

Permitiría a enfermos terminales renunciar a todo tratamiento médico
Lunes 18 de junio de 2007 Mónica Archundia | El Universal

La iniciativa de ley sobre eutanasia pasiva, que considera además regular la donación de órganos en el Distrito Federal, fue presentada ayer por diputados locales del PRD y de Alternativa Socialdemócrata.

El documento será llevado a la Comisión Permanente de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) el miércoles y sometido a un periodo de discusión y análisis a través de foros y consultas para que en septiembre llegue al pleno.

Según los asambleístas Víctor Hugo Círigo, Enrique Pérez, Isaías Villa, Sergio Cedillo y Juan Carlos Beltrán, hay consenso sobre este tema en las distintas bancadas, por lo que se espera pase sin problemas.

La iniciativa de Ley de voluntad anticipada para el DF y de reformas y adiciones al Código Penal y a la Ley de Salud locales, permitiría a enfermos en fase terminal renunciar a todo tratamiento médico, o en caso de no estar en condiciones de decidir, que un pariente en primer grado lo haga por ellos, para evitar que se prolongue de manera innecesaria su vida.

También considera que para la donación de órganos se establecería la voluntad anticipada con dos testigos ante un notario, quien diera vista al Ministerio Público.

Sin embargo, consultado al respecto, el cardenal Norberto Rivera Carrera se pronunció contra la eutanasia que signifique el suicidio asistido de un paciente en fase terminal, aunque aclaró que existe otro término que apoyaría, que es el bien morir.

Entrevistado al término de la misa dominical en la Catedral Metropolitana, el arzobispo primado de México señaló que hasta no conocerla no presentará su postura en torno a la iniciativa sobre el tema anunciada por asambleístas del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

"La eutanasia significa literalmente bien morir, eutanatos, buena muerte, pero algunos entienden por buena muerte el suicido asistido. Entonces, no sé cuál sea la postura de la Asamblea Legislativa, no me puedo pronunciar por algo que no conozco".

En la actualidad, el Código Penal federal, en su artículo 312, establece una pena de uno a cinco años de prisión a quien preste auxilio o induzca a otro a morir, pero el castigo aumenta de cuatro a 12 años a quien ejecute la muerte. También el Código capitalino penaliza la muerte asistida en sus artículos 123, 127 y 142.

En el desglose de la iniciativa se considera protección jurídica para médicos y aclara que nadie podrá suministrar medicamentos que aceleren el curso natural del deceso del enfermo en fase terminal.



PUBLICIDAD