aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




DIF: jugosos sueldos a familiares de alcaldes

Esposas, esposos, hermanos, hermanas y hasta madres de presidentes municipales ocupan las titularidades del organismo
Jueves 26 de abril de 2007 JUAN MANUEL BARRERA | El Universal

NAUCALPAN, Méx.- Por ley, el cargo de presidente del DIF en los 125 municipios del estado de México es honorífico, sin embargo, quienes lo ocupan, que en su gran mayoría son las esposas de los alcaldes, cobran salarios de funcionarios de primer nivel.

El artículo 13 Bis-C de la Ley que crea los organismos públicos descentralizados de asistencia social, de carácter municipal, denominados Sistemas Municipales para el Desarrollo Integral de la Familia, establece que "los cargos de los miembros de la Junta serán honoríficos", y dicha Junta de Gobierno está integrada por presidente, secretario, tesorero y dos vocales.

El estado de México tiene 125 municipios y todos cuentan con sistema municipal del DIF, aunque en Ecatepec y Nezahualcóyotl no existe la figura de presidente.

En Tultitlán, Zumpahuacán y Chapa de Mota el puesto es ocupado por los esposos de las alcaldesas.

En Tlalmanalco, está al frente del organismo el hermano del alcalde; en Teotihuacán, la hermana de la presidenta municipal; en Acambay, la hermana del edil, mientras que en Toluca, el cargo es ocupado por la madre del munícipe.

En el resto de los sistemas municipales las titulares son las esposas de los alcaldes.

Con excepción de Huixquilucan, cuya encargada del DIF no cobra salario, así como Ecatepec y Nezahualcóyotl que no tienen presidente del organismo, en los restantes 122 municipios mexiquenses los responsables del mismo perciben un salario por desempeñar su función.

En muchos casos, las percepciones de las titulares del DIF se manejan como "confidenciales" e, incluso, autoridades municipales piden que tal información sea solicitada por escrito, como en Chapa de Mota y Melchor Ocampo, gobernados por Acción Nacional y Convergencia, respectivamente.

Un trabajo como cualquiera

"Las presidentas del DIF, así como el cuerpo directivo, tienen una serie de responsabilidades, de obligaciones, de compromisos y de trabajo que harían inviable, por esta naturaleza jurídica, que no percibieran un ingreso", argumentó José Luis Durán Reveles, alcalde de Naucalpan.

Agregó: "Si fueran personas que estuvieran en eventos de carácter social, humanitario, sin horario, en función de algunas actividades, pues creo que podrían ser honoríficos. El problema es que la propia reglamentación las hace responsables del manejo administrativo, financiero y legal del instituto", agregó.

Flor de María Fernández Vargas, presidenta del DIF de Atizapán de Zaragoza, municipio gobernado por el PAN, destacó que estar al frente de la institución representa un esfuerzo enorme, que en su caso se complica debido a que es madre de una niña de cinco meses, por lo que es justo percibir salario, siempre y cuando éste no sea excesivo.

Explicó que gana 66 mil pesos mensuales, de los cuales dona seis mil 600 a la Cruz Roja y paga su cuota partidista, por lo que recibe neto 55 mil pesos.

"Soy, si quieres, una directora más del ayuntamiento. Y créeme que no es de que me venga aquí a rascar la panza y decir a ver qué hago, o que nada más me avisan cuando salga en una foto y me pinto la boca. Sino que sí estás aquí y se te ocurren (ideas): ahora vamos a hacer esto, vamos a recolectar cobijas para los niños, el día de la familia, atiendo a mis viejitos, a mis abuelitos como les digo", puntualizó.

José Alfredo Contreras Suárez, presidente del DIF de Tultitlán, quien es esposo de la alcaldesa perredista Elena García Martínez, coincide que los titulares de los organismos deben cobrar salario, pues el puesto es equiparable al de un director de área del ayuntamiento.

Antes de asumir el cargo, Contreras Suárez anunció que no cobraría sueldo como presidente del DIF de Tultitlán, aunque después rectificó y actualmente percibe 38 mil pesos mensuales.

"Hoy, que tengo la oportunidad de estar en el DIF, me doy cuenta que se tiene una idea muy errónea de lo que implica estar al frente de la institución, porque muchas veces se tiene la idea de que nada más lo que el DIF hace es dar despensas, organizar festivales, así como la caridad, pero no es cierto, hay una responsabilidad. Las tareas y actividades que se llevan acá, en trabajo, responsabilidad e impacto en la sociedad, son hasta más importantes que algunas áreas que tiene la administración como tal", subrayó.

Mencionó que tan sólo en el área médica el DIF de Tultitlán brinda 500 consultas diarias y organizar a la institución requiere de capacidad y tiempo completo.

Contreras Suárez puntualizó que está acostumbrado a aportar ingresos a su familia, aunque actualmente "no puedo dedicarme a otra actividad, estando aquí es imposible, porque no es como para venir a pasar el rato. O sea, hay que dedicarse de tiempo completo. Ese es el asunto porque decidí cobrar".

Donde menos cobran es enTonanitla

Antonia Sánchez Rodríguez, presidenta del DIF de Tonanitla, el municipio más joven del estado de México y con apenas 8 mil 81 habitantes, gobernado por Convergencia, es quizá quien recibe el salario más bajo en todo el estado de México, pues gana 6 mil 400 pesos al mes.

Debido a la precaria situación económica de Tonanitla, tanto Sánchez Rodríguez como el director y tesorera del DIF local no han cobrado salario desde hace mes y medio.

Detalló que se desempeña como enfermera del IMSS, trabajo del que está separada temporalmente y en el que ganaba mayor salario, con menos complicaciones.

"El presupuesto que le está llegando al municipio es muy bajo y en 2006 ejercimos en el DIF entre 60 mil y 65 mil pesos mensuales, pero ahora tenemos más programas. Es muy difícil estar al frente, porque el municipio es muy pequeño y no hay nada (de recursos)", expresó.

Agregó: "Le dije a mi esposo (el alcalde Jerónimo Martínez López) que mejor me regreso a mi trabajo, porque allá hay menos problemas".

Bertha Padilla Chacón, presidenta del DIF de Tultepec, municipio gobernado por el PRD, informó que percibe como salario 16 mil 800 pesos mensuales.

"En Tultepec, los sueldos son de los más bajos del estado y se desquitan. Estamos comprometidos con el desarrollo del municipio. Creo que debe quitarse la idea que (el cargo de presidenta del DIF) es honorífico, porque es un trabajo, se desarrolla y depende del compromiso de cada persona", puntualizó.

Sin sueldo en Huixquilucan

Un caso diferente es el de Sandra Pérez Díaz, encargada de despacho de la presidencia del DIF de Huixquilucan, quien no percibe salario por estar al frente de la institución.

Guillermo Zamacona Urquiza, director de Comunicación Social de Huixquilucan, detalló que se trata de un cargo honorífico y por tanto la responsable del mismo no percibe salario alguno, como lo establece la ley.

"No sé sí todos sabían, pero Sandra no recibe ningún salario, después de mucho tiempo. No sé si es, incluso, la primera que no devenga sueldo, todo ese recurso, que era aproximadamente de 70 mil pesos, se queda en el DIF para poder dar apoyos. Y fue un compromiso de campaña, que no podía haber presidencia y dirección y que ambas cobraran. Sandra es encargada de despacho y lo que hace es simplemente fortalecer los trabajos de la gestoría y el voluntariado", expresó en un evento público el alcalde de Huixquilucan, Adrián Fuentes Villalobos, del PRI.

Y es que todos los sistemas municipales del DIF cuentan con un director, el cual recibe igualmente sueldo de primer nivel, casi semejante al de las presidentas del organismo.

Salarios oscuros y confidenciales

EL UNIVERSAL consultó los salarios de las presidentas y presidentes del DIF de 19 municipios del estado de México y en 10 casos obtuvo respuesta positiva, mientras que en los nueve restantes, funcionarios de la institución rechazaron informar al respecto, en algunos casos con el argumento de que es confidencial.

Job Alcántara Paz, presidente del DIF de Chapa de Mota y esposo de la alcaldesa Leticia Zepeda Martínez, del PAN, pidió que la información fuera solicitada al Comité Directivo Estatal del Partido Acción Nacional o por escrito a la propia institución.

Daniel Juárez Juárez, director de Comunicación Social de Melchor Ocampo, ayuntamiento gobernado por Convergencia, indicó que le pidieron presentar un oficio al DIF municipal para conocer el salario de la presidenta del organismo, Linda Gabriela Romero Márquez.

De ocho sistemas consultados pertenecientes a municipios gobernados por el PRI, sólo el presidente del DIF de Zumpahuacán informó que percibe salario de 12 mil 600 pesos mensuales, en tanto que en Huixquilucan no perciben salario. En Coacalco y Cuautitlán-México no hubo respuesta positiva a la petición, a pesar de la importancia de dichos ayuntamientos.

Alejandra Lira Lira, tesorera del DIF de Axapusco, destacó que no podía proporcionar la información, al igual que Jazmín Estrada Guadarrama, directora del DIF de Tonatico, quien dijo que requería autorización de la presidenta del organismo. Ambos municipios son gobernados por el PRI.

En este sentido, los salarios más elevados corresponden a municipios del valle de México, ya que la presidenta del DIF de Naucalpan, Bethan Stone de Durán, gana 66 mil 986 pesos mensuales; Flor de María Fernández Vargas, de Atizapán, 66 mil pesos; Adriana Moreno Díaz, de Cuautitlán Izcalli, 55 mil pesos, y María Gómez Martínez, de Tlalnepantla, 50 mil 622 pesos. Todos estos municipios son gobernados por Acción Nacional.

El salario más bajo es el de Tonanitla, municipio gobernado por Convergencia, donde Antonia Sánchez Rodríguez, presidenta del DIF municipal, cobra al mes 6 mil 400 pesos.

Autonomía salarial

Octavio Mena Alarcón, titular del Órgano Superior de Fiscalización (OSF) del Congreso mexiquense, explicó que los salarios en los sistemas municipales del DIF son regulados por los propios ayuntamientos y las Juntas de cada organismo.

Durán Reveles, de Naucalpan, afirmó que los salarios del DIF municipal fueron establecidos por administraciones anteriores.

"No hay una política de salarios para el DIF. Simplemente, la propia capacidad financiera del sistema y la propia responsabilidad de quienes están allí", reiteró.

A su vez, Contreras Suárez afirmó que los salarios del DIF de Tultitlán fueron determinados por la Junta de Gobierno del organismo".

Sin embargo, Fernández Vargas fue clara al respecto: "Mi sueldo lo platiqué con él (Gonzalo Alarcón Bárcena, presidente municipal de Atizapán de Zaragoza) y fue de común acuerdo cuánto iba a ganar yo. No fue de que yo dije por mis pistolas gano esto. Fue, sobre todo, viendo el tabulador que manejaban para los directores del ayuntamiento (...) Así fue como salió y te estoy diciendo honestamente cómo fue que salió mi salario".



PUBLICIDAD