aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Clausuran bar en Lomas Verdes

Las autoridades detuvieron a los propietarios
Domingo 22 de abril de 2007 Juan Manuel Barrera | El Universal

NAUCALPAN, Méx.- El gobierno municipal clausuró el restaurante-bar Sky Blue, el cual fue reabierto hace un mes tras permanecer cerrado cinco meses luego de una explosión en la zona comercial de Lomas Verdes, el 22 de octubre de 2006, que dejó ocho heridos y grandes pérdidas.

Los propietarios del establecimiento fueron detenidos y presentados ante el agente del Ministerio Público por oponerse a la clausura.

Luis Campos Valdespino, dueño del Sky Blue, relató que la noche del viernes funcionarios de Normatividad del ayuntamiento clausuraron el negocio, con el argumento de que no acataba el horario autorizado, pese a que desde hace tiempo pidieron una ampliación del mismo al gobierno, pero no respondieron a la solicitud.

Estaba en revisión el horario

"Todo está en orden, se estaba viendo el horario porque queríamos ampliarlo. Teníamos 10 años trabajando sin problemas, hasta que ocurrió la explosión", manifestó.

El bar se localiza en un edificio de 11 pisos, ubicado en la avenida Lomas Verdes, donde el pasado 22 de octubre se registró una explosión provocada por la acumulación de gas en uno de los locales, percance que afectó 20 establecimientos del lugar y provocó lesiones a ocho personas, una de las cuales estuvo varios días hospitalizada debido a su gravedad.

Campos Valdespino dijo que durante cinco meses su negocio permaneció cerrado debido a los daños causados por la explosión y fue reabierto apenas hace un mes, aunque la semana pasada inspectores del ayuntamiento efectuaron una revisión, que concluyó con la clausura del local la noche del pasado viernes.

El ayuntamiento de Naucalpan informó, a través de la Dirección de Comunicación Social, que el negocio fue clausurado debido a que operaba fuera de giro y rebasaba el horario autorizado, además de que la superficie declarada es menor a la real.

El reporte indica que dos personas se opusieron al cierre y rompieron los sellos colocados, por lo que fueron presentadas ante el Ministerio Público de Naucalpan, de donde salieron tras pagar una fianza.

Campos Valdespino destacó que su madre, Edwina Valdespino, propietaria del restaurante-bar, fue una de las personas presentadas ante el Ministerio Público, toda vez que rechazaron la clausura del lugar, pues previamente habían acordado con los funcionarios municipales que cerrarían el negocio voluntariamente, para que no fueran colocados los sellos de clausura.



PUBLICIDAD