aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




CRIS, un oasis para niños con discapacidad en Chimalhuacán

Más de mil personas acuden a la institución para recibir terapias
Lunes 25 de diciembre de 2006 Emilio Fernández | El Universal

CHIMALHUACÁN, Méx.- La pobreza en la que vive Ruth le ha impedido brindarle a Brandon Áxel, su pequeño de tres años de edad, la posibilidad de curarlo del mal que padece desde que nació: retraso sicomotriz.

El menor no puede caminar, tiene problemas para hablar y su cuerpo parece el de un niño de un año de edad pues también padece de desnutrición.

Brandon Áxel no ha recibido la atención adecuada porque Ruth, que es madre soltera, no tiene dinero para llevarlo a un hospital para su rehabilitación.

Ruth se enteró que en Chimalhuacán construyeron hace unos meses el Centro de Rehabilitación e Integración Social (CRIS), en el barrio Saraperos, que ofrece ayuda a personas con capacidades diferentes de escasos recursos.

Desde hace un mes Ruth viaja desde su casa ubicada en el municipio de Los Reyes La Paz hasta el CRIS para llevar a Brandon Áxel a terapia física.

Durante las sesiones diarias el pequeño se la pasa llorando porque no soporta el dolor que le producen los masajes que le da su terapista.

Aun cuando apenas lleva unas semanas de rehabilitación, los avances de Brandon Áxel son evidentes, asegura Ruth.

Y todo con sólo pagar 15 pesos por cada sesión. "Es lo único que puedo pagar, por eso no lo llevaba a otro lugar porque no tengo para más", cuenta.

El CRIS de Chimalhuacán se ha convertido en una alternativa para menores de edad que sufren algún tipo de discapacidad.

Con cuotas de recuperación de cinco, 10 y 15 pesos, más de mil 100 personas reciben atención semanal en este lugar, indicó el encargado, Arturo Sandoval Ríos.

El 70% de los que reciben ayuda en ese lugar son niños, explicó el especialista.

El CRIS de Chimalhuacán brinda atención a los habitantes de este municipio, pero también a los de otras localidades de la región oriente del valle de México como Nezahualcóyotl, Chicoloapan, Chalco, Texcoco y La Paz.

Los pequeños reciben además de la rehabilitación física, terapia sicológica, de lenguaje y ocupacional.

El CRIS es la única institución de la zona oriente que ofrece a los menores de edad con problemas visuales la posibilidad de aprender el sistema Braille.

Sin embargo, aún se requieren para la tercera y cuarta etapa de la obra 22 millones de pesos: 8 millones para construcción y 14 para equiparlo, que deberán aportar los tres niveles de gobierno, explicó el alcalde Marco Antonio Lázaro Cano.



PUBLICIDAD