aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Jefes policiacos causan tropiezos a nuevos ediles

Mando de Chalco fue cesado por supuesta extorsión; en Tultitlán, transportistas rechazan a funcionario; en Ixtapaluca se supone que en nómina había 520 policías, pero sólo son 250
Jueves 31 de agosto de 2006 Fernando Martínez | El Universal

Apenas van comenzando su trabajo y algunos alcaldes de la zona conurbada del estado de México afrontan ya sus primeros dolores de cabeza en materia de seguridad.

El jefe de la policía de Chalco apenas duró dos días en el cargo. El director de la policía municipal de Tlalmanalco tiene pendientes acusaciones por extorsión y acoso sexual. En Tultitlán los transportistas rechazaron al nuevo jefe policiaco. En Ixtapaluca se supone que en nómina había 520 policías, pero sólo son 250.

Otros presidentes municipales optaron por cuadros nuevos: a Naucalpan llega un abogado y a Valle de Chalco un jefe policiaco con perfil administrativo.

Y algunos alcaldes prefirieron la continuidad: en Tlalnepantla, Nezahualcóyotl y Chimalhuacán repiten los jefes policiacos.

Destaca el caso de Huxiquilucan, donde aún no se define la situación de Carlo Alessandro Ricalde Barocio, jefe de turno de la zona 24 de la policía de Huxiquilucan y Rubén Covarrubias García, subdirector de Seguridad Pública quienes son acusados de dejar en libertad a cuatro sospechosos del asesinato de un comerciante de Tepito en Tecamachalco.

En Chalco, ni dos días duró Roberto Hernández Romero como director de Seguridad Pública y Tránsito municipal, luego que los uniformados se manifestaron contra su nombramiento, por lo que presentaron al alcalde una grabación donde les "leyó la cartilla" y les exigía cuotas de 500 pesos a la semana. El presidente municipal lo cesó de inmediato. Uno de los regidores, Octavio Rivas, aseguró que el cabildo aprobó la asignación de Hernández Romero por 11 votos en favor y cuatro en contra, pero desde un principio se desconfió de él porque se desconocía su procedencia, pues el presidente municipal no presentó sus antecedentes.

En Tlalmanalco, Carlos Ortega Carpinteyro tomó posesión como director de la policía municipal, quien ha sido denunciado por sus subordinados por extorsión y acoso sexual cuando ocupó el mismo cargo en Chalco en 2005. El 12 de agosto de 2005 el entonces alcalde de Chalco, Jaime Espejel Lazcano, aseguró que Ortega Carpinteyro había sido removido por no haber cumplido sus objetivos.

Cinco meses antes, en marzo, Benito Guerrero Rodríguez, subdirector de la policía municipal de Chalco, cargo al que arribó por invitación de Ortega Carpinteyro, fue destituido por denuncias de acoso sexual contra tres mujeres policías. Los primeros días de abril de 2005, los oficiales Jesús Durán Quintín y Erica Coba Torres acusaron de extorsión al director de la policía quien les exigía cuotas de 150 a 10 mil pesos.

Héctor Minota llegó a Tultitlán como titular de Seguridad y antes ocupó el cargo en Atizapán y Cuautitlán Izcalli; hace unos días los conductores de combis del transporte público manifestaron con leyendas en sus unidades el rechazo a este nombramiento, los choferes aseguran que conocen el desempeño de Héctor Minota en otras administraciones, por lo que consideran que será incapaz de acabar con las presuntas extorsiones de policías locales.

Ixtapaluca duró más de ocho meses sin director de seguridad pública, quien se enfermó por ocho meses, eso provocó la anarquía en el mando policial, así, el anterior alcalde, Armando Corona Rivera, dejó supuestamente una nómina de 520 policías, pero el nuevo presidente municipal, Mario Moreno, sólo encontró 250 elementos de seguridad.

En el caso de Ecatepec, el secretario de Transporte del estado de México, Fernando Maldonado Hernández, intentó persuadir al alcalde José Luis Gutiérrez para que ratificara a Carlos Lara como director de Seguridad Pública, pero el edil asegura que esto no es posible luego que se han recibido una gran cantidad de denuncias ciudadanas por extorsión de los uniformados, por lo que designó a Gerardo Hernández, quien carece de experiencia similar en el cargo.



PUBLICIDAD