aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Exigen justicia para atropellado


Martes 20 de septiembre de 2005 Carlos I. López | El Universal

Marco Antonio Villegas González, de 32 años, fue arrollado el 12 de abril de 2004 cuando cruzaba Flores Magón a la altura del eje Central, en dirección norte-sur, cuando el Ford Fiesta rojo placas 516SXH hizo caso omiso de la luz preventiva del semáforo, el conductor aceleró y por "ganar el paso" atropelló a Marco Antonio.

Odilón Agustín Garnica Fernández, dueño del vehículo, se "echó la culpa", pese a que los testigos afirman que era su hermano quien manejaba; mientras, Marco era llevado al hospital Primero de Octubre.

Hoy, a consecuencia del accidente, Marco Antonio presenta secuelas de traumatismo craneoencefálico GIII, consistentes en atrofia cortical generalizada, deterioro de funciones cerebrales superiores, consolidación viciosa de fractura capital izquierda, y subluxación y lesión del plexo braquial.

Todo lo citado son diagnósticos textuales firmados por Ignacio Bermúdez Martínez, jefe de Ortopedia del Primero de Octubre, dictámenes que significan que Marco no come por sí mismo, no controla esfínteres, no camina, no tiene uso de razón, pierde la vista gradualmente y no habla; en resumen, ya no se vale por sí mismo.

A más de un año, Isabel Delfina González, madre de Marco Antonio, asegura que no ha recibido justicia. Recuerda que el día del accidente Odilón Agustín, el supuesto responsable, quedó libre con una fianza de 80 mil pesos. "El día del accidente llegué al hospital, pero en el lugar de los hechos, dicen testigos, se vio a Odilón Agustín Garnica platicando con el agente del Ministerio Público, Benito Regino Cruz Lazcano, por lo que sospecho de un arreglo entre ellos", señaló.

La madre de la víctima comentó que en mayo de 2004, un mes después del accidente, se inició la averiguación previa CUH1T3/983/04-04 en la quinta agencia del Ministerio Público por lesiones contra Odilón Agustín Garnica Fernández. Sin embargo, el quinto agente del MP, Benito Regino Cruz Lazcano, no tardó en dictaminar el no ejercicio de la acción penal, argumentando que Marco Antonio se encontraba en esa condición antes de ser arrollado.

Isabel González se ha inconformado en la Secretaría de la Función Pública, la oficina de Marta Sahagún, la Comisión de Derechos Humanos del DF, y en fiscalías de revisión de la Procuraduría local, y en ninguna ha obtenido respuesta en su favor.



PUBLICIDAD