aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Quitan su hogar a 18 familias


Viernes 03 de junio de 2005 Alejandro Baltazar | El Universal

Los hijos de Miguel Politrón aún no estaban listos para partir hacia su escuela cuando alrededor de 70 hombres, entre policías y civiles, irrumpieron en su vivienda para desalojarlos.

Ayer por la mañana, 18 familias fueron retiradas por la fuerza pública del interior de tres predios que compró un particular y que, según los afectados, quedó intestado hace 14 años.

El 103, el 99 y 95 son tres predios que se ubican en la calle de Avena, esquina eje 3, en la colonia Granjas México, delegación Iztacalco. En ellos, 18 familias vivieron por más de 40 años. Ahora su suerte es otra; aquella mañana de jueves, cuando fueron desalojados sin previo aviso, jamás la olvidarán, aseguran.

Tal es el caso del señor Politrón, quien desde hace varios meses no recibe su salario, y ahora sin vivienda, el panorama no es nada alentador. Politrón narra cómo fueron despojados de sus bienes con violencia.

"Eran más civiles que policías, de esos que contratan para los desalojos. Entraron con lujo de violencia, se robaron muchas cosas como televisores, DVD, joyas y dinero. A una señora, delante de mí, un civil le sacó el dinero de su monedero; me di cuenta y terminamos a golpes".

De acuerdo con las familias afectadas, los tres inmuebles estaban a nombre del señor Teófilo Agonizante, con quien realizaban trámites para comprar legalmente los terrenos. Pero éste murió hace 14 años, por lo que tuvieron que tratar con un abogado particular.

El tiempo pasó y nunca llegaron a ningún acuerdo. Fue en la década de los 60 cuando llegaron los primeros inquilinos a la calle de Avena. Después la familia creció y muchos de ellos optaron por quedarse a vivir allí.

Ayer por la tarde, niños mujeres y hombres de todas las edades observaban con detenimiento cada uno de sus bienes; ahí sobre la banqueta: sillones, lavadoras, mesas, trastos, ropa amontonada y hasta un gallo.

Personal de Protección Civil de la delegación Iztacalco y del Instituto Nacional de Vivienda acudieron al lugar para apoyar con cobijas y ofrecer albergues a los afectados.

En cambio, recibieron una negativa, pues como Miguel Politrón, los demás también decidieron quedarse a cuidar sus bienes y dormir sobre el pavimento.

Una comitiva decidió que interpondrán una denuncia ante la CDHDF.



PUBLICIDAD